domingo, 19 de diciembre de 2010

ORA ET LABORA


Andaba yo diciendo en un comentario que, a veces, la realidad supera la ficción. Lo que me ha ocurrido en el maravilloso mundo laboral así ha sido.
En verano hará 8 años que trabajo en la misma empresa. No es que sea muy habitual en mi tanta estabilidad, pero es un sitio taaaaaan frikie que engancha, y mucho. Cuando me coge el calentón, o lo que llaman los expertos el síndrome del burnout, hago una lista de pros y contras y al final siempre han pesado más los pros: puedo ir vestida como me da la gana aunque tenga una reunión con la consellera de salut de la generalitat, la puntualidad no es algo que se tenga muy en cuenta (eso sí, tampoco miran si luego recuperas las horas), no hay que llevar justificantes si faltas al trabajo, está en un lugar céntrico... en fin cosas que para mí han sido importantes a la hora de decidir si quedarme o irme. Hasta hoy.

Llevo años manifestándole a mi jefe que no puedo hacer todo el trabajo que se supone de debo hacer mientras los días tengan 24 horas y las jornadas laborales sean de 8. A la vez que llevo pidiendo que pongan a alguien a trabajar conmigo, he manifestado que sería oportuno que se me subiera el sueldo, dado que me parto la espalda currando, creo que sería justo. Lo de poner a alguien siempre ha quedado en nada, en plan, pero si tú eres muuuuy buena y puedes con todo. Lo del aumento de sueldo, por h ó por b siempre se han escaqueado y al final en diciembre me dan una especie de limosna para que no dé la lata hasta el año siguiente.
Este año, después de las vacaciones de verano me planté. Al reincorporarme en septiembre me notificaron que la empresa quería obtener la certificación ISO de calidad y que dada la dificultad de aplicarlo a todos los procesos que se desarrollan, iban a empezar con el más importante: la gestión de proyectos. Explicado a grosso modo cada proceso se constituye de diferentes procedimientos, pues esto proceso que querían acreditar tiene 4 procedimientos de los cuales 3 son responsabilidad mía en solitario y 1 es compartido con el área de gestión económica.
Pensé que por fin iba a ser la mía, que me habían dado argumentos de sobra para poder reivindicar una persona para trabajar conmigo y el esperado aumento. Mi jefe estuvo absolutamente de acuerdo y dijo que iba a apoyarme en todo, que era necesario crear una Unidad de Gestión de Proyectos en la que yo fuera la responsable y que eso iba a llevar consigo el aumento de sueldo. Caray, qué majo!

A los pocos días de esta charla volvemos a tener una reunión (supongo que es habitual, pero en esta empresa se pierden muchísimas horas en reuniones estúpidas y demasiado largas). Bueeeeeeno, queee al final... que no. Que no se puede contratar a nadie, que ahora no es un buen momento. Pero que tranquila. Que él me había defendido mucho y había conseguido que alguien de la empresa trabajara conmigo el 30 ó 40% de la jornada. El hombre al ver que no aplaudía me preguntó si no estaba contenta. Le dije que sí, que como unas castañuelas que quizás no había oído el casteñeteo al apretar mi mandíbula. No me voy a cebar porque no merece la pena, pero además iban a ponerme de ayudante (nunca pedí un ayudante sino un igual) la típica persona que no se sabe porque no la echan pero que todos los departamentos quieren quitarse de encima. Por fortuna me llevo bien con ella. Dos días después me comunican que no, que tampoco, que no cuente con ello, que finalmente han decidido contratar a alguien para que además pueda llevar la oficina de proyectos europeos (mi nivel de inglés no es suficientemente bueno, pero intentaron encolomármela también, de propina). Le comento que es estupendo pero que mi volumen de trabajo empieza a ser desesperante, pido que agilicen la selección.

Un par de semanas más tarde me reúno nuevamente con mi jefe. Ya tienen solución para todo. Han contratado a una persona que será mi jefa. ¿Cóoooooomor? Pensé que no lo había oído bien. Pero sí. Los muy hijos de puta decidieron que era mejor contratar a alguien pagándole el triple que a mi para que hiciera el 10% de mi curro, en vez de promocionarme a mi. Pero que habían decidido que el sueldo iban a subírmelo. Me hablaron en cantidades brutas anuales creyendo que no sé sumar o algo por el estilo, pero rápidamente supe que mi aumento se traducía en unos 40 ó 50 euros mensuales. ¿Qué coño había pasado? ¿Qué me había perdido? No intentéis entender nada. Esta empresa es el mundo al revés, no lo entendemos ni los de dentro. Obviamente al recibir la noticia debí poner una cara de ¿pero me habéis tomado por gilipollas?, porque mi jefe me preguntó por qué no parecía encantada con la noticia. Por primera vez puedo reproducir una respuesta de este calibre (creerme, no le mandé a la mierda ni tomar polculo). Le dije que no tenía saliva suficiente para explicarle lo jodida que me sentía. Me levanté de la mesa y me fui.

Mi jefa nueva tenía que incorporarse antes del 1 de diciembre. No empezaba pero nadie decía ni preguntaba nada. Esta semana nos han notificado que no se incorporará nunca. Que el proceso de selección vuelve a empezar. Mi jefe me ha dicho que como puede ser largo, que volvemos a aplicar el Plan A. Te ponemos a la escaqueada de la empresa para que te eche una mano (al cuello!!!). Es decir que no les da la gana de pagarme más y que yo sea mi propia jefa para hacer el trabajo que ya hago.

Lo que me he guardado para el final y que hace que este relato sea curioso, porque hasta aquí solo es asqueroso, es que el mismo día que me comunicaron que iban a ponerme una jefa (joder, es que encima tía!. No me llevo bien con el poder femenino), pensé y dije en voz alta que iba a ponerme en contacto con P. el hombre que me había metido en esta maravillosa empresa. Textualmente dije (entre risas): "Si P me metió aquí, que me saque ahora de ésta!". Al día siguiente veo al volver de comer una llamada perdida de P. en mi móvil. Le llamo. "Kittyyyyyyy guapa cómo estás? Oye queeeee... ¿cómo te va en el curro? ¿has pensado en hacer un cambio? Mándame el currículum, creo que tengo algo interesante para ti... Pues sí, y en la competencia. Estoy esperando a que me llamen, se ha retrasado el proceso. Pero os juro que casi me corrí de gusto.

10 comentarios:

  1. Lo de contratar a alguien que cobre el triple, para "supervisar" o "ayudar" me suena mucho. Mis condolencias Kitty, estoy pensando en hacerme de la yakuza, si necesitas que cortes dedos en tu empresa avisame. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Querida Sra.Follen,
    lamentablemente el mundo laboral está lleno de cabrones. Algunos por tontos y otros por mala gente, la realidad es que entre unos y otros te acaban jodiendo la vida.
    Pondré una espelmeta a Santa Ginebra o a San Hendricks para que la cosa te salga bien ... y si no, fuerza pequeña, que tu puedes!!!

    ResponderEliminar
  3. Juas!!! al menos os han dejado trabajar! que a mí me echaron antes de empezar!! si es que.. .tiene que haber tontos para que destaquen los listos...

    A ver si lo que te ofreció P. tiene buenos resultados qué te lo mereces!
    Salamadra, eres muy buena.. muy muy buena... cualquiera en tu lugar le hubiese humillado a ese personajillo. Ah, por cierto, a la Sra. Kitty no le va el latigo, doy fé de ello, que mira que se lo he propuesto alguna vez.. peeeeeero aguantome
    Muxus para todaaaaaaaas!!!

    ResponderEliminar
  4. Me esfuerzo mucho por encontrar la fórmula mágica que me ayude a entender estas cosas... o para que toda esta panda de gelipollas tenga diarrea crónica, lo que sea antes. Força, nena.

    ResponderEliminar
  5. Qué cosas te pasan Mami.... si esque hay mucho mangarrán suelto, verdad?!?! Pero seguro que te sale algo mejor pronto.. solo hay que tener paciencia, y a tí eso te sobra!!
    Te echo de menos.....

    ResponderEliminar
  6. Vamos por partes: Gracias a todos por pensar, como yo, que esto del mundo laboral es una porquería.

    DDmx: sí, por favooooor!!!! Pásate por la empresa a cortar a rodajas dedos o lo que te plazca (yo tengo debilidad por el corte de orejas)

    Salamandra: cualquier vela ginebrera será bienvenida, pero para coger fuerza... creo que más bien me la mengua

    Odol: lo de tu no empezar a currar el día pactado... Esto merece un post en breve (ya sabes que soltaré algún que otro mecagüen)

    Gordi: lo de la diarrea crónica para que no se muevan de los váteres de sus casas... MOLA!

    Jony_Muxus: yo también te echo de menos, pero sé que te cuidan bien y que no tardarás mucho en volver a bcn.

    ResponderEliminar
  7. Todos esos infelices no saben lo que es follar a gusto....por suerte, nosotras trabajamos para vivir y no vivimos para trabajar....además...¡¡¡joder qué bien vivimos!!!

    ResponderEliminar
  8. Ojalá firmes para la competencia y por el doble de sueldo.

    ResponderEliminar
  9. Ays mare...

    Tu empresa el mundo al revés???

    JUASSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS...

    Me parto el ojete con perdón...

    ResponderEliminar
  10. Llego diez meses tarde Kittinga, al final cuajó el cambio de acera?.?

    Espero que en tu nueva empresa seas tan feliz como en aquel antro del centro llegaste a ser.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails