martes, 22 de abril de 2014

Knockemstiff, la cloaca del mundo

¿Dónde está Knockemstiff? No queráis saberlo, Knockemstiff es el culo del mundo, un agujero infesto donde nunca hubierais querido nacer, del cual no podríais salir jamás, una letrina llena de mierda, decadencia y habitada por las personas más tristes y con menos futuro que hayáis conocido.
En Knockemstiff, Ohio, nació y creció Donald Ray Pollock, el escritor de este libro de relatos crudos, sórdidos y desgarradores que me cautivó el año pasado.
No existe un camino de baldosas amarillas para salir de Knockemstiff, sólo uno de mugrientos adoquines que desemboca en el estercolero donde creció una flor.
Aquella flor que, con más de cincuenta años ya, se destapó como un gran escritor cargado de humor y crudeza, el superviviente de una marea de asquerosidad en la Norteamérica más profunda.

Si mañana no sabíais qué libro buscar, dejaros llevar por el camino de mugrientos adoquines hasta llegar a Knockemstiff. Un torbellino de desesperanza os arrastrará al fondo de un abismo real. Y ya no podréis salir.


miércoles, 16 de abril de 2014

Sabor añejo

A veces me paso días y días sin abrir el buzón, ¿para qué?. Los buzones ya solo contienen publicidad y facturas, muy rara vez encuentras una carta o una postal. 
¿Cuándo me decido a abrirlo y vaciarlo? Cuando al pasar por delante de la batería de buzones veo que el mío es el único del que sobresalen papelotes de la ranura. En el edificio que vivía anteriormente había una papelera justo debajo para tirar la morralla y no tener que subirla a casa, y la verdad, para mí era estupendo porque no hacía tantos montones de papeles como ahora.

Ayer pillé una barbaridad de papeluchos, y pude entrever algún sobre con logo del banco, alguno con nombre de compañía de servicios y...esta rareza sesentera:

 Playas de Comarruga (Tarragona) - 1961

Me quedé tan pillada mirándola en el trayecto del ascensor que ni le di la vuelta... me temía quién era el remitente, la pregunta era ¿de dónde coño ha sacado esta postal? ¿la tenía guardada? ¿la ha rapiñado de un container?, para acto seguido pensar ¿por qué soy yo la destinataria?


* He tapado nombre y dirección para que no os agolpéis a la puerta de mi casa
Y la verdad, no tengo ni idea ni respuesta para ninguna de las cuestiones planteadas más arriba.
Eso sí, que "jartá" de reír me pegué. 
Será porque hace tantos años que no nos vemos y me habrá dejado anclada en el pasado... pero chicas, este hombre vive todavía en la Bola de Cristal.

Bueno, me lo tomaré como un as en la manga para la "Ginebrera" o "White Chapel", como él me apodaba. ¿Ninguna de vosotras ha recibido nada?
Qué filón de hombre... sin pretenderlo ya lleva algunas entradas en las que se le menciona.

¡¡¡Qué cosas tiene la vida!!!

Sergio... va por ti



martes, 15 de abril de 2014

No voy a poder esperar más


No voy a poder esperar más. La primaverosis en estado superlativo que me atenaza me tiene el entendimiento nublado, y no voy a poder esperar.
Tengo ganas de romperme el cuerpo bailando y desgañitándome bajo el influjo de los acordes y el alcohol, mezclando estas ganas de tralla con las de follar salvajemente. De morder y gritar, de que gritar para romperlo todo. La extenuación. El volumen a toda hostia y el no poder más. Tengo ganas de no poder más. Y no voy a poder esperar.
No puedo más con este puto deseo. No puedo.

(PD: son los 6 gloriosos minutos del temazo "Misfit Love" de los grandísimos Queens of the Stone Age, que me ponen del revés, por si no lo estuviera bastante ya...)

sábado, 5 de abril de 2014

20 años ya

No voy a extenderme en su figura, porque su suicidio, hace hoy 20 años, lo ha convertido en un icono del que hoy hablará todo el planeta Tierra. Y no me interesa la truculencia que lo envuelve a raíz de su prematura muerte a los 27 años: era un yonki, lo mató la bruja de Courtney, vivían en la mierda, su ídolo beat William Burroughs lo definió como un cadáver cuando se conocieron ... bla bla bla. Qué más da. Nunca me habría ido a tomar una cerveza con él, aunque sí habría pagado lo que fuera por verle en directo. No llegué a tiempo.

Me entristece pensar que un tío con tanto talento fuera tan desdichado. O tan gilipollas. O que estuviera tan enfermo ... quién sabe, desde entonces vivimos en la especulación. Sólo sé que no entiendo la muerte voluntaria siendo tan joven. Un niño a mis ojos, ahora mismo. Dicen que siempre fue un alma sensible y atormentada... y supongo que esa es la base de la creación. Pero es injusto.

¿Qué pasa por la mente de un suicida? ... lamentablemente he tenido casos cercanos. Duele pensar en ello.

Prefiero quedarme con maravillas como ésta.

viernes, 4 de abril de 2014

INFAMIA


Anoche mientras cenaba vi de refilón la imagen en "El Intermedio". Al principio me pareció el campo de batalla de Vlad Tepes, hasta que me di cuenta de la puta y cruda realidad. Se me hizo un nudo en la garganta, se me atragantó la ensalada y, como una imbécil, empecé a llorar. No pude ya reírme hasta que vi al gran Joaquín Reyes transmutado en Maruhenda.
Y ni con ésas. Sonrisa de medio lao.

Seres humanos encaramados durante horas y horas a la maldita valla que, según su inocente conciencia, les separa de la libertad (con minúsculas). ¿Cómo podemos estar consintiendo todos tanta infamia? 

El Gran Wyoming dijo ayer que, sin saberlo, huyen de una cárcel para ir a parar a otra. La nuestra. Lo peor de todo es que la mayoría no nos damos cuenta de la mierda de sistema en el que vivimos, inhumano, esclavizador , insolidario, ególatra y despiadado.

Estoy asqueada de todo y de casi todos. Qué mierda de (in)humanidad.







viernes, 28 de marzo de 2014

PERDÓN(AMEn)

Hace ya mucho tiempo conocí a alguien que tenía muy mal carácter, de trato iracundo conseguía siempre apabullar al contrincante. Como los griteríos, las faltas de respeto y aspavientos no eximen de ser una persona con sentimientos, caía en el arrepentimiento día sí y día también.
Yo fui su blanco fácil en muchas ocasiones y cuanto más público había, más se cebaba. Dado que perdía el control mi respuesta siempre era poner cara de póquer, no contestar y, en última instancia, taparme los oídos mentalmente y canturrear niano-niano.
Cuando la ira dejaba de poseerle bajaba las orejas y me pedía PERDÓN. Yo que no por callarme, y así no aventar el fuego, no me quedo corta en mala leche, en cuanto oía la palabra de marras siempre respondía lo mismo: "yo no te perdono, no soy dios", entonces él rectificaba y me pedía que aceptara sus disculpas. Eso sí, disculpas aceptadas.

Existe un perfil muy reconocible de personas que se creen inmunes al daño que generan, de personas que saben que luego, una vez conseguidos sus objetivos, pronunciarán la consabida palabra y a otra cosa mariposa. El mismo perfil que no soporta que se les lleve la contraria o que tengas ideas propias acerca de algo que creen que le pertenece como idea. Este tipo de material humano es una apisonadora en toda regla, merman la confianza, el respeto y cuando esta situación se produce de forma continuada, dejan de tener credibilidad.

Yo, que me reconozco iracunda, jamás he pedido PERDÓN. Puede que me haya disculpado en alguna ocasión (ni que sea para salvar el culo), pero si me pongo como un basilisco es porque la situación lo merece, así que no me retracto porque con toda seguridad, antes de explotar habré contado, como mínimo, hasta mil.
Quien me conoce, conoce también mi mala hostia, aunque la saco a pasear menos de lo que parece, o quizás menos de lo que la gente espera.

A mí este tipo de cascarrabias ni me intimidan, ni me dan miedo, solo me cansan, pero la parte buena es que siempre los ves venir de lejos y no te pillan desprevenida.
Los que verdaderamente me ponen tensa son los cabrones de manual con modales exquisitos. A esos sí los temo y sin embargo suelo arrimarme a ellos con mucha facilidad.
Puede que la "tensión" que yo siento con dichos personajes sea de la buena, de la que me pone las pilas, de la que me hace descontrolar y ceder en todo, de la que me convierte en una total y absoluta persona solícita (que no sumisa, ¡ojo!).

Creo poder afirmar que de una año a esta parte he tenido el placer de conocer al cabrón de manual con los modales más exquisitos que jamás hubiese sido capaz de imaginar. 
No puedo acusarle de fingir ser de otro modo para luego quitarse la máscara. Es un pedazo de cretino y te lo muestra desde el minuto uno que lo tienes delante.
Para abreviar diré que la relación que nos ocupa a ambos, y que difícilmente derivará hacia otros derroteros, es la de quedar de vez en cuando y...iba a decir pegar un polvo, pero no. Quedamos para tener sexo, en todas y sus amplias modalidades (1), aunque no siempre lleguemos a pegar un polvo.

Por decirlo amablemente, digamos que, al señor le gusta dominar pero con un arte mayúsculo: sin órdenes. La contrincante puede aceptar, puede revolverse y caer o puede mandarle a la mierda. Por alguna extraña razón yo ni acepto ni le mando a la mierda, trato siempre de invertir las cosas y conseguir que acabe haciendo lo que me venga en gana. Lamentablemente llevo todos los partidos perdidos, tanto cuando juego en casa como en campo contrario. Pero claro, es que estoy ante el rey del mangoneo y a su lado soy una simple aprendiz de "lo maligno".

La última vez que nos vimos las caras acudí a su casa con el mensaje "tengo muchas ganas que me ordeñes". Aquí cualquiera puede interpretar sus deseos como le venga en gana. Yo decidí que una buena ordeñanta sabe hacerlo con cualquier parte de su anatomía, incluído el coño.
Pero claro, mi decisión no siempre es la suya. Aquel día, aquella hora, en esa habitación, sus ganas de ser odeñado solo pasaban por una paja manual con ayuda de oral, nada de folleteo.
Como ya me había desplazado hasta allí y tampoco disponía de mucho tiempo porque había quedado para cenar, me dispuse a hacer realidad sus deseos. Atención, no olvidemos que se trata de un tipo altamente controlador, así que decide cómo, cuándo, por qué y con quién piensa correrse. 
No exagero si digo que jamás había hecho con  mis manitas una paja tan larga y tan placentera para el receptor. Casi me da vergüenza ponerlo numéricamente, así que dejo al lector imaginar la extensión temporal de la misma... y no acertaréis.

En el fragor de la batalla, y con los ojos medio entornados, musitó un "venga, ponte, que te follo". A mí me sonó a "pfffff ahora me toca hacerle un favor a la ordeñanta" y sin muchos miramientos le dije que no, que muchas gracias, que yo terminaba lo empezado.
Supongo que no está acostumbrado a semejantes desplantes y se quedó perplejo ante mi declinación a su oferta.
Cuando el geisher regurgió dí por finalizada mi actuación del día. Me lavé las manos, las comisuras, me puse los zapatos y me despedí con un beso en la frente.

Pasados unos días, al despertar por la mañana, vi  su grito de guerra en el whatsapp, "Follen!" y yo respondí con el mío, "Ouí c'est moi". Por sorpresa, casi diría que a traición, pude leer: "Perdóname, fui un capullo. Te debo uno y mil placeres, porque te lo mereces y, sobretodo, porque me apetece. Me gustas incluso enfadada pero te prefiero sonriente. ¡No desaparezcas! Por mucho que puedas pensar que soy un cabronazo, soy un tipo legal. Doblo mi rodilla al suelo y te pido PERDÓN".
Con un placer absoluto, saboreando su bajada de pantalones aunque él lo denominase como una genuflexión, por primera vez en mi vida dije: TE PERDONO.

¡Qué bien sienta tener el control y ser dios ni que sea un segundo!

(1) El límite al que hemos llegado es: "ni niños, ni muertos, ni animales".


viernes, 21 de marzo de 2014

Jugando a las cartas...en el cementerio



Hace unas semanas una amiga me contó una fantástica historia mientras tomábamos un café:
El Ayuntamiento de la ciudad de Tàrrega (capital de comarca cercana a mi pueblo) ha programado unas visitas guiadas por el Cementerio Municipal en las cuales los asistentes son sorprendidos con curiosidades variadas acerca de su historia y de las personas que allí hay enterradas. A mi amiga (que asistió a una de esas tournés) le había llamado la atención una en especial, que a mí personalmente me pareció fascinante y emotiva y corrí a relatar a las Másqueperras.

En el cementerio hay tres tumbas que pertenecen a tres amigos. Éstos dispusieron que, a medida que fueran muriendo, les enterraran juntos y que sus tumbas y lápidas fueran colocadas en la tierra en la misma disposición con la que se sentaron durante muchos años, todos los de su vida, a JUGAR A LAS CARTAS en el bar. Nada de reposar sus huesos con familiares ni esposas, NO, ellos jugarán a las cartas en el cementerio in saecula saeculorum.

Aquello me pareció taaaaaan emotivo que corrí a explicárselo emocionada a mis amigas en cuanto tuve oportunidad (haciendo cola para entrar a ver a The Hives, concretamente).
"¿No os parece muuuuuuuuuy bonito, tías, no tendríamos nosotras que hacer algo así?".
Ahí empezaron los desacuerdos, porque la Lagarta y yo queremos arder cuales teas pero Kitty prefiere que se la coman los gusanos y entonces....¿qué hacemos, cómo, dónde?.
Un fiambre y dos botes de cenizas, eso es lo que tenemos...¿cómo, dónde?.
Kitty ofreció amablemente el nicho de su señora madre para compartirlo juntas durante la eternidad, pero a mí siempre me ha apetecido reposar mis cenizas en un olivo milenario de Els Ports de Besseit (lugar que me sublima), y la Lagarta no recuerdo ahora qué dijo sobre las suyas, pero apostaría a que también quería algo así como libre y aireado. Creo que en algún momento de delirio colectivo comentamos la posibilidad de reposarnos en la ladera farlopera de Bilbao o en algún otro lugar sagrado para nosotras, pero claro...llevar unas cenizas a un sitio público, mira, tira que te vas, pero cargar con el fiambre...pues como que no es tan práctico, ni higiénico, ni legal, ni ná. Además ahora se nos ha sumado al desagravio la inmensa lápida de Kitty donde esculpirán el verso épico que le dedicamos en su último cumpleaños, y eso nos lo complica todo infinitamente.

Y eso es lo que tenemos, un fiambre, dos botes de cenizas y una lápida inmensa que pesará un quintal ... ¿cómo, dónde? ... porque el cuándo ya si eso ... ¡¡¡¡que sea dentro de muuuuuuchos años, por favor!!!!


(Qúe poco se debía imaginar Eduardo Benavente que su canción se haría realidad, ¿serían aquellos ancianitos unos modernillos seguidores de Parálisis Permanente? Quiero pensar que sí, que siempre hay historias y personas que te sorprenden)


martes, 18 de marzo de 2014

KITTY CUMPLE UNO MÁS




Con veinte uñas por banda,
culo en pompa, a toda vela,
suma años nuestra Kitty
en un dulce mar de ardor.

Másqueperra que llaman,
por su bravura, La Follen,
en todo blog conocido
del uno al otro confín.

La gata en el mar maúlla
en el lecho gime el muelle,
y alza en duro movimiento
caderas de carne y pasión;

y va el capitán piruleta,
cantando alegre en la pompa,
rizo a un lado, al otro trompa,
y allá a su frente el Edén:

Navega, gatita mía
con fervor,
que este amigo tan tío,
tan machote, tan pitanza
tu ritmo a vencer no alcanza,
ni a sujetar tu calor.
Veinte poses
hemos hecho
a despecho
del somier
y ha rendido
sus aplausos
este amante
a tus pies.

Que es mi Kitty mi tesoro,
que es mi dios la ardilatxez,
mi ley, el seny i la rauxa
mi única patria, el “OTRA VEZ!!!!”



¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Besísimos Kitty!!!!!!!!!!!!!!! 

Lo celebraremos en breve como nosotras sabemos...¡¡Comiendo, bebiendo, riendo y amando!!










viernes, 14 de marzo de 2014

Mujer Manca, Blanca, Soltera busca...


Por enésima vez sufro discapacidad de mi mano izquierda y siendo zurda es una faena.
Vivir sola tiene casi todas las ventajas que la vida puede ofrecerme pero la discapacidad en soledad es muy dura.
Así que con toda la jeta del mundo pongo un anuncio en este, nuestro, cutreblog para encontrar a un hombre que esté dispuesto a amar a una manca, blanca y soltera. A mi favor diré que lo de manca ocurre solo a veces (solo cuando el tendón se inflama), blanca solo de noviembre a mayo y soltera siempre.

SE OFRECE: cuarentona dinámica, de sonrisa afable, con sentido del humor, limpia (aunque muuuuy desordenada), dormilona, de buen comer (y mejor beber), con piso vistas al mar y montaña luminoso, oreado y con agua caliente (algo frío en invierno, pero eso conserva mucho), silenciosa (pero ruidosa en la vertiente musical), reservada y nada juiciosa. Con mucho carácter pero no deliberadamente broncas, sin niños ni mascotas, fumadora (cualquier día lo dejo), amante de la lectura, la música y el arte. Impuntual, voluntariosa, sumisa/insumisa, habilidosa en la cama, erótico-festiva... La descripción física es irrelevante ante semejante descripción de virtudes, ¿no?.

SE BUSCA / SE DESEA / SE ACEPTA: ser humano del género masculino, cachondo (en todos los sentidos), dinámico en la cama, dispuesto a enjabonarme cuando me ducho, lavar mi melena de ardilatxa y desenredarla (rasta a rasta), barrer, tender la ropa, fregar los platos: de obligado cumplimiento solo en los períodos en los que mi zurda está escayolada*, a discreción cuando tengo los dos extremidades superiores al 100%.
Importante: que me haga reír sin ser chistoso.

RAZÓN: aquí. 
Se examinarán con detenimiento y mucho mimo todas las solicitudes.

GRACIAS.

*Unos 20 días cada 4-5 meses: ¡¡¡¡tampoco es esclavitud!!!! y menos con la recompensa que le espera.

jueves, 13 de marzo de 2014

En dique seco

Con éste ya serán nueve los meses que hace que colaboro en la revista de la que a veces hablo. Desde el principio la columna musical "es míiiiiiiiiiia", así como en otras ocasiones puedo publicar algún que otro artículo de opinión o entrevistas a personas y personajes.

El reto no parecía difícil, escribir sobre música,YO, ¡¡JAJAJAJAJA!! ¿es que no se me puede poner más fácil?

Bastaría con hacer una crónica en cada número sobre algún concierto, raro es el mes que no voy a ver una cosa u otra o varias, ya sea tralla, jazz o a la sinfónica, pero... al final todas suenan a lo mismo, a elogio barato y repetitivo.

Decidí no hacerlo, comentar algún concierto que me hubiera gustado especialmente por algún motivo, pero intentar dar a conocer otras cosas, artistas o bandas de gusto personal, o simplemente tratar temas relacionados con la música, el fetichismo o las actitudes.

Parecía sencillo y asequible, pero no lo es.

Estoy en dique seco, llevo tres días de retraso en la entrega del artículo del próximo mes y aún no sé de qué narices voy a hablar. 

Siempre me ha gustado escribir, no tanto como pensar (más íntimo y mucho menos agotador), por no hablar de mi adicción superlativa a la música y los músicos, pero cuando la devoción se convierte en obligación yo lo llevo fatal. Soy ácrata por naturaleza, nadie es perfecto.

Ideas tengo muchísimas, ganas de contarlas quizás ya no tantas. Este colapso mental me afecta tanto a la hora de escribir en este, nuestro cutreblog, como a la de escribir en la revista incluso últimamente ya me cuesta hacer la lista de la compra, no puedo más.

Hay un ABISMO entre la obligación y la devoción. Y aunque cumplo con todas esas obligaciones que la vida me impone, las autoimpuestas me joden y mucho, y las llevo muy mal. Y lo que es aún peor... ¡¡pervierten la devoción!!. Y eso sí que no puede ser.

Estoy en dique seco, estoy en dique seco, estoy en dique seco, estoy en dique seco.....

¿Alguna sugerencia para mi próximo artículo, melómanos que nos leéis? Si la idea es buena prometo compensar con....no sé....¡¡¡ya se me ocurrirá algo, ahora no puedo pensar!!!

(Éste niñato tiene muchos puntos de ser el próximo al que le dedique unas horas en mi pensamiento, no se pueden tener unos 19 añitos mejor aprovechados, creo yo...tengo que verle en directo ya mismo cómo y dónde sea!!!!)


) )

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails