lunes, 27 de diciembre de 2010

Querido Álex: menudo truño

Y que conste que lo digo desde el cariño. Sabes que te quiero.

Pocas veces, muy pocas, se escucha un silencio absoluto al acabar la película. Empiezan los créditos y la parroquia está paralizada en los asientos, sin mediar palabra, sin moverse ... normalmente sucede con películas muy buenas, o muy malas.

Esta era muy mala Álex. Mucho.


Y no te culpo por querer hacer un refrito de tus anteriores pelis, es fácil y resultón. Pero Álex, es que se nota. Si cuelgas al prota de las alturas a punto de caerse al vacío y la cámara le observa desde arriba, no te discuto que quede un pedazorl de plano, de los de artista, pero es que eso ya lo hiciste en El Día de la Bestia. Y lo de tener dos personajes principales, a cuál más esperpéntico, enfrentados e intentándose matar el uno al otro, pues tampoco está mal, pero es Muertos de Risa. Y si lo que engendras después es una persecución por las alturas de un edificio (aunque ahora le hayas dado un revolucionario giro de tuerca, y no se trate de un edificio sino de la cruz del Valle de los Caídos) pues chico, no cuela, a mi solo me faltó ver a Terele con pantuflas porque por un momento volvía a estar en La Comunidad.

Y qué quieres, me jode. Porque mi amor por ti es incondicional, te he visto, leído y escuchado todo lo que he podido. Me caes bien y me gustaba lo que hacías. Y fíjate que lo digo en pasado, porque últimamente Álex, no sé que te está pasando.

La peli prometía, y hay cosas que realmente están MUY bien, una producción buenísima, un ritmo a veces trepidante, unos actores que en ocasiones están tremendos (Antonio de la Torre, por Dios, que le den siete Goyas uno detrás del otro). Pero, pero, pero, ¿ese guión, Álex? ¿realmente estás satisfecho de ese guión? (y si, ya sé que ahora te vendrás arriba diciendo que te lo premió en Venecia el mismísimo Tarantino. Otra cosa que no entendería, si no fuera porque él últimamente tampoco es el que era. Malditos Bastardos aparte).

A mi me vais a perdonar, pero no. A Areces no me lo creo (y mira que me sabe mal), a Santiago Segura aún menos, ese guión no hay por donde pillarlo (no voy a destriparlo aunque podría, porque alguno que caiga por aqui a lo mejor todavía quiere verla), hay situaciones mal resueltas, mal hiladas, y escenas que no aportan nada (atención spoiler: ¿Porqué metes a Areces en una cueva desnudo y comiendo carne cruda? ¿realmente crees que es necesario ponerle ahí para que la peña entienda que está viviendo un viaje a la locura? ¿no te das cuenta de que lo único en que se fijan es en que tiene un micropene?. Por no hablar de la situación delirante posterior, en la que se encuentra oh sorpresa! con un fantasma del pasado que le reconoce por ¿¿¿una medalla??? anda ya).

Que no Álex, que no. Que por ahí no paso, hombre.


domingo, 19 de diciembre de 2010

ORA ET LABORA


Andaba yo diciendo en un comentario que, a veces, la realidad supera la ficción. Lo que me ha ocurrido en el maravilloso mundo laboral así ha sido.
En verano hará 8 años que trabajo en la misma empresa. No es que sea muy habitual en mi tanta estabilidad, pero es un sitio taaaaaan frikie que engancha, y mucho. Cuando me coge el calentón, o lo que llaman los expertos el síndrome del burnout, hago una lista de pros y contras y al final siempre han pesado más los pros: puedo ir vestida como me da la gana aunque tenga una reunión con la consellera de salut de la generalitat, la puntualidad no es algo que se tenga muy en cuenta (eso sí, tampoco miran si luego recuperas las horas), no hay que llevar justificantes si faltas al trabajo, está en un lugar céntrico... en fin cosas que para mí han sido importantes a la hora de decidir si quedarme o irme. Hasta hoy.

Llevo años manifestándole a mi jefe que no puedo hacer todo el trabajo que se supone de debo hacer mientras los días tengan 24 horas y las jornadas laborales sean de 8. A la vez que llevo pidiendo que pongan a alguien a trabajar conmigo, he manifestado que sería oportuno que se me subiera el sueldo, dado que me parto la espalda currando, creo que sería justo. Lo de poner a alguien siempre ha quedado en nada, en plan, pero si tú eres muuuuy buena y puedes con todo. Lo del aumento de sueldo, por h ó por b siempre se han escaqueado y al final en diciembre me dan una especie de limosna para que no dé la lata hasta el año siguiente.
Este año, después de las vacaciones de verano me planté. Al reincorporarme en septiembre me notificaron que la empresa quería obtener la certificación ISO de calidad y que dada la dificultad de aplicarlo a todos los procesos que se desarrollan, iban a empezar con el más importante: la gestión de proyectos. Explicado a grosso modo cada proceso se constituye de diferentes procedimientos, pues esto proceso que querían acreditar tiene 4 procedimientos de los cuales 3 son responsabilidad mía en solitario y 1 es compartido con el área de gestión económica.
Pensé que por fin iba a ser la mía, que me habían dado argumentos de sobra para poder reivindicar una persona para trabajar conmigo y el esperado aumento. Mi jefe estuvo absolutamente de acuerdo y dijo que iba a apoyarme en todo, que era necesario crear una Unidad de Gestión de Proyectos en la que yo fuera la responsable y que eso iba a llevar consigo el aumento de sueldo. Caray, qué majo!

A los pocos días de esta charla volvemos a tener una reunión (supongo que es habitual, pero en esta empresa se pierden muchísimas horas en reuniones estúpidas y demasiado largas). Bueeeeeeno, queee al final... que no. Que no se puede contratar a nadie, que ahora no es un buen momento. Pero que tranquila. Que él me había defendido mucho y había conseguido que alguien de la empresa trabajara conmigo el 30 ó 40% de la jornada. El hombre al ver que no aplaudía me preguntó si no estaba contenta. Le dije que sí, que como unas castañuelas que quizás no había oído el casteñeteo al apretar mi mandíbula. No me voy a cebar porque no merece la pena, pero además iban a ponerme de ayudante (nunca pedí un ayudante sino un igual) la típica persona que no se sabe porque no la echan pero que todos los departamentos quieren quitarse de encima. Por fortuna me llevo bien con ella. Dos días después me comunican que no, que tampoco, que no cuente con ello, que finalmente han decidido contratar a alguien para que además pueda llevar la oficina de proyectos europeos (mi nivel de inglés no es suficientemente bueno, pero intentaron encolomármela también, de propina). Le comento que es estupendo pero que mi volumen de trabajo empieza a ser desesperante, pido que agilicen la selección.

Un par de semanas más tarde me reúno nuevamente con mi jefe. Ya tienen solución para todo. Han contratado a una persona que será mi jefa. ¿Cóoooooomor? Pensé que no lo había oído bien. Pero sí. Los muy hijos de puta decidieron que era mejor contratar a alguien pagándole el triple que a mi para que hiciera el 10% de mi curro, en vez de promocionarme a mi. Pero que habían decidido que el sueldo iban a subírmelo. Me hablaron en cantidades brutas anuales creyendo que no sé sumar o algo por el estilo, pero rápidamente supe que mi aumento se traducía en unos 40 ó 50 euros mensuales. ¿Qué coño había pasado? ¿Qué me había perdido? No intentéis entender nada. Esta empresa es el mundo al revés, no lo entendemos ni los de dentro. Obviamente al recibir la noticia debí poner una cara de ¿pero me habéis tomado por gilipollas?, porque mi jefe me preguntó por qué no parecía encantada con la noticia. Por primera vez puedo reproducir una respuesta de este calibre (creerme, no le mandé a la mierda ni tomar polculo). Le dije que no tenía saliva suficiente para explicarle lo jodida que me sentía. Me levanté de la mesa y me fui.

Mi jefa nueva tenía que incorporarse antes del 1 de diciembre. No empezaba pero nadie decía ni preguntaba nada. Esta semana nos han notificado que no se incorporará nunca. Que el proceso de selección vuelve a empezar. Mi jefe me ha dicho que como puede ser largo, que volvemos a aplicar el Plan A. Te ponemos a la escaqueada de la empresa para que te eche una mano (al cuello!!!). Es decir que no les da la gana de pagarme más y que yo sea mi propia jefa para hacer el trabajo que ya hago.

Lo que me he guardado para el final y que hace que este relato sea curioso, porque hasta aquí solo es asqueroso, es que el mismo día que me comunicaron que iban a ponerme una jefa (joder, es que encima tía!. No me llevo bien con el poder femenino), pensé y dije en voz alta que iba a ponerme en contacto con P. el hombre que me había metido en esta maravillosa empresa. Textualmente dije (entre risas): "Si P me metió aquí, que me saque ahora de ésta!". Al día siguiente veo al volver de comer una llamada perdida de P. en mi móvil. Le llamo. "Kittyyyyyyy guapa cómo estás? Oye queeeee... ¿cómo te va en el curro? ¿has pensado en hacer un cambio? Mándame el currículum, creo que tengo algo interesante para ti... Pues sí, y en la competencia. Estoy esperando a que me llamen, se ha retrasado el proceso. Pero os juro que casi me corrí de gusto.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

La vida da muuuuuuchas vueltas ...

Hace unos quince años me pusiste un expediente disciplinario por llegar tarde al trabajo repetidamente. Llegaba cinco minutos tarde cada día. El mismo empeño pusiste tú en controlar esos cinco minutos, que yo en no llegar ni un puto día a la hora. Por mis ovarios toreros. Resultado: dos días de suspensión de empleo y sueldo.

Me jodió mucho la intransigencia, teniendo en cuenta que a la hora de salir, a mis compañeros se les caía el boli a las o'clock, mientras que a mi no me importaba quedarme el rato que fuera para acabar el trabajo. Y aunque la suspensión de empleo me vino bien (fueron unas vacaciones), los dos días sin sueldo me repatearon el mes. Entre otras cosas porque me pagábais una mierda y entonces vivía sola, por lo que a duras penas llegaba al día 15. Por eso, en aquel momento, me pareciste un gilipollas integral y te odié desde lo más profundo de mis veintipocos rabiosos años.

Han pasado quince años y la vida ha hecho que nos volvamos a reencontrar en una circunstancia bien distinta: aquel local en el que entonces trabajábamos treinta personas, actualmente está vacío, porque de esos treinta ahora solamente quedais seis. Y es demasiado local para vosotros, mucho espacio y gastos exorbitantes para una empresa que hoy en día es casi ruinosa. Así que os habeis mudado a un despachito pequeño y buscais arrendatario para el antiguo recinto. Mi actual empresa quiere expandirse y andaba a la caza de local, así que, ¡casualidades de la vida!, han contactado con vosotros para alquilaros el vuestro. Obvia decir que en absoluto influí en eso, yo me enteré cuando me citaron allí para revisar un tema de imagen corporativa, y FLIPÉ MANDARINAS al leer la dirección.

Cuando me presenté, entré de repente en una travesía emocional que me transportó al pasado en cuestión de segundos: en esa esquina estaba mi antigua mesa, delante de esa puerta por donde entré y salí durante 10 años. Allí se sentaba el que ahora es mi marido (lo conocí en el trabajo y fue mi medio-jefe. Pero esa es otra historia). En ese office tomaba café cada mañana con mi compañera Isabel, esa pedazo de persona, inteligente, divertida y excéntrica, que murió de cáncer hace unos años y a la que tanto recuerdo. Y ahi al fondo, la sala de servidores ... pero si todavía estaba la antigua IBM, incorporada en un mueble en el que tenías que introducirte para trabajar con ella, como si fuera una nave espacial! (cualquier mp3 actual tiene bastante más memoria seguramente). Como soy una nostálgica empedernida, me dejé atrapar por los recuerdos, fueron 10 años en esa empresa y hubieron muchos, muchísimos momentos. Y algunos buenísimos (éramos todos una panda de freaks, a ver qué día escribo sobre eso ...).

En esas estaba, cuando al darme la vuelta ¡zas! ahí estabas tú. De nuevo frente a frente: tú, 15 años más viejo, más calvo y más derrotado. Yo, 15 años más vieja, más gorda, y rodeada de personas que discutían sobre qué paredes tirar. Las mismas paredes que antiguamente compartimentaban TU reino. Qué rara es la vida: hace tiempo me abroncabas en cuanto tenías ocasión, y ahora estabas cortadísimo delante mío. Visiblemente azorado. Y, al contrario de lo que pudiera haber pensado cuando te odiaba tanto, no me gustó.

Me dio pena.

Intenté charlar contigo amigablemente, preguntarte qué tal todo ... iba de buenas y sin ningún ánimo de mortificarte, te lo aseguro. Pero estabas a la defensiva, y lo dejé estar. Desconfiabas de mí y no te culpo, en el fondo no me conoces. Si te hubiera interesado hacerlo cuando podías, te habrías dado cuenta de que soy rebelde, sí, y perra, ¡mucho! ... pero mala no. Eso nunca lo he sido. Pero tú piensas que todo el mundo es como tú.

Reflexión: si tu único concepto del poder se limita a vulnerar y humillar a los que tienes debajo, estás muerto. Porque mantenerse ahí arriba es difícil, requiere mucha energía, conlleva mucho desgaste, y aún fijando todo tu empeño en esa empresa, la permanencia en la cumbre no siempre depende de tu voluntad. Las putadas existen. Y debe ser MUY jodido caer, y de repente empezar a vivir tus días en una continua sospecha. Constantemente recelando y esperando que el de arriba te corte la cabeza como tú habrías hecho en su lugar.
Sed inteligentes, amigos. No hagais nunca a nadie lo que no os gustaría que os hicieran a vosotros. Parece fácil, pero hacerlo requiere de una reflexión y una autocrítica que no siempre llevamos a cabo.
Nunca se sabe a quién te vas a encontrar en el futuro. Ni en qué situación.

viernes, 10 de diciembre de 2010

TODOS LOS RAROS FUIMOS AL CONCIERTO


Fue una noche mágica, de las que no se olvidan nunca. Llevábamos meses esperando la gran cita, ilusionados como niños, ilusionados por LOS niños. Ellos fueron los protagonistas aquélla noche. Ellos, sus familias, sus amigos,Love of Lesbian y el CUÑAO. El super Cuñao, el Cuñao Universal, el megaultrahiper Cuñao de los Cuñaos, lo menos parecido al "cuñado Fernando" de Santi Balmes. Él fue quien puso toda su carne (y no es poca) en el asador, su empeño de padre luchador y su optimismo inagotable.
Love of Lesbian lo han dicho, fue una noche mágica, allí pasaron cosas muy emotivas y fue, sin duda, la primera fila más emocionante y auténtica que han tenido en todos sus conciertos.
TODOS los raros fuimos al concierto, amigos, familias, todos reunidos en un acto de AMOR de los que contaremos a nuestros nietos.
Cuando la vida te apuñala por la espalda sólo te queda mirar hacia delante, luchar por el día a día y procurar hacer de cada instante algo único e irrepetible. Aquella noche lo fue. Y no sólo porque Love of Lesbian nos chiflen, sino porque también nos vuelve locos querernos y darnos cariño, hacer saber a los demás que estamos ahí, que nunca vamos a fallarles.
La Asociación ComKeDem, para la que iba destinada la recaudación de aquél concierto, es un acto de generosidad y amor como pocos. Lidiando con las dificultades y apostando por la diferencia, haciendo de lo distinto lo normal...el amor todo lo puede.
Óscar, mi sobrino, por quien todo esto existió, no es un tipo normal. Y no porque no pueda andar, sino porque con 10 años es capaz de emocionarse leyendo cuentos de Óscar Wilde y contármelo con el alma encogida, porque, como él dice, es un puto filósofo y cada vez que se ríe nos hace olvidar todas las putas miserias de este mundo, y cada vez que llora nos empuja a superarnos, a superar nuestros propios prejuicios y nuestra tristeza.
Aquella noche fue mágica, gracias a todos los que vinisteis y a los que estabais en alma.

Shiwa nos inició un poco a todos....aquella noche.

PD: Óscar, ellos te dedicaron tu canción favorita...yo con todo mi amor lo vuelvo a hacer ahora aquí, para ti, pequeño filósofo tocahuevos. Te quiero.



domingo, 28 de noviembre de 2010

... LOCURA, BOGERIA, PAZZIA, MADNESS, FOLLIE, EROTASUNA

Hay tipo por los aledaños de la Universitat de Barcelona, en el campus de la Diagonal, que cuando se acercan períodos electorales, se pasea por las facultades repartiendo una especie de octavillas. Ya estaba por ahí en mi época de estudiante, así que lleva unos cuantos años escribiendo unos textos fenomenales. La cuestión es que no son textos del mundo cabal, pertenecen a ese lado oscuro de la mente: la locura.
Hace un año, o poco más, vi el documental "Una cierta verdad" que trataba sobre el mundo de la esquizofrenia, en la que aparecían sujetos que no querían medicarse y que vivían en un mundo delirante, tanto por el sufrimiento que les produce la enfermedad como por la chaladura -divertida muchas veces-. Hace unos días llegó a mis manos una octavilla del susodicho que me hizo recordar a las personas que aparecían en el documental y que no me dejaron, en absoluto, indiferente.

Reproduzco el texto literal porque no se puede cortar, es increíble en toda su extensión:

La muerte o la vida no existe: la materia ni se crea ni se destruye nos transformamos en ceniza electrónica pasiva (-) al comer cenizas electrónicas derramando sangre de animales transformados en ceniza pasiva (-) carne, pescado, por acción u omisión por no impedirlo organizándose con igualitarismo estanislaista, impide que al comer vegetales seamos cenizas electrónicas (+) desemparejada con conciencia estanislaista igualitarista. Proteína animal y vegetal nos convierte en marionetas de la 3ª pierna, impide ver y practicar igualitarismo y ser ceniza electrónica (+) activa. Para dejar de ser manos muertas, está igualitarismo. Comer cadáveres enciende sexo y te desvía del igualitarismo, antes que follar y ser im-padres primero igualitarismo mundial, democracia directa, elegir Potavozas de barrio rotativa y gratuita en asamblea de barrio o por internet con video-conferencia, o en asociación de vecinos, formar comisiones de cómo gastar el dinero público y controlar su gasto, para tener empresas igualitaristas estanislaistas estatales que den trabajo descontaminando, placas solares para viviendas, coches, avión, bus, tren solar y acuático de alta velocidad, camión, bici demás vehículos, carretera solar por inducción alimenta vehículo, dar trabajo a sectores contaminantes, petróleo, cárnico, pescado, ganadero, paradas, militar, juezas, impolíticas, in-sindicalistas, fábrica armas y pesticidas, etc, planificado con cursos de estanislaismo para toda la población mundial en escuelas, tv, radio, prensa igualitarista y profesorada desemparejada estanislaista. Lo tienes todo perdido girando sin existencia en espacio infinito inexistente por los siglos de los siglos, aunque tengas vivienda primera línea de playa, amantes, queridas, concubinas, o siendo pobre, al gastar tiempo-dinero obediente como marioneta proteína animal, reformas-in-viajes a ninguna parte, contaminas, nazi-sexo, consumo, dejarte degollar milisengundo a milisegundo por el tiempo, futbol, musiquismo, recitalismo, etc, sé que eres un tizón ardiendo, coge tu ceniza y camina hacia el igualitarismo, desde las comisiones de barrios se controlará para que enganchadas consumo de cadáveres se desenganchen en todos sus sentidos, y coman en los Comedores Estatales bio-ecológicos Estanislistas carne vegetal, de trigo el seitan y de soja el tofu, tiene más proteína y demás alimentos ecológicos, haber si no tenemos que encerrar a especie inhumana como resto animales carnívoro peligroso en zoológico-reservas, actuar con inteligencia para quitar de las d las garras, arma nuclear, desarme, desemparejar, pagar daños, descontaminar, investigación colectiva en República Desemparejada Igualitaria Mundial Vegetariana Estanislaista evita subida de tasas a estudiantes en Inglaterra y guerra Afganistán, Irak, Palestina, Israel, violencia en el Sahara, etc. Alcalde Mundial

Sobran los comentarios.
Aunque reconozco dos cosas: se me caen las lágrimas de tanto reír cada vez que lo leo y al mismo tiempo me deja sumida en una tremenda impotencia. El tío nos avisa de algo y no podemos entenderle. Qué jodidos son los entresijos de la mente.

viernes, 26 de noviembre de 2010

De nuevo en Razzmatazz

Esos golpecitos que te marcas en la cadera mientras suena esta canción, querido Brett ... eso es lo que esperamos de ti esta noche ...

Chicas, me encanta ir de concierto con vosotras.

martes, 23 de noviembre de 2010

AMOR, NO TIENES HUEVOS DE PUBLICAR ESTO


Existen razones de peso para que escriba esto ahora y aquí. Quizás no sea una entrada de interés general. Tampoco he pretendido eso con ninguna de las anteriores. Ponerse a narrar en primera persona no es fácil, es desnudarse aunque el anonimato se mantenga, es exhibicionismo puro y duro. Y al final es como si siempre esperásemos lo mismo, la aprobación de los demás, que te miren, que te escuchen, que te lean... en definitiva, existir. En cierto modo este blog es un poco mi muro de las lamentaciones, mi tablón de anuncios, mi lugar de castigo para algunos y la apuesta para otros. El abanico va desde "al blog vas" o el tener que escucharme "no tienes huevos de publicar esto en el blog". Pues bien, a eso me enfrento ahora mismo, a una afrenta personal, a un no tienes huevos.

Ya dije en su momento que me encontraba sumida en una bonita y recién estrenada historia de amor. Que esta historia me tiene como una quinceañera en celo, que estoy más pava que las estrellas Disney, que no es que no me reconozca, es que nunca antes había existido este "MI YO". Así que cada nuevo amanecer me tiene en vilo respecto a lo que puedo llegar a ser capaz al haberme convertido en una mujer enamorada por primera vez a los 40, notar la pavez que me corre por la sangre y saber que en algún momento sentiré pudor por mi comportamiento adolescente fuera de la edad correspondiente.

Pues bien, lo que voy a contar no es más que mi último gran pensamiento adolescente. Y sí cariño, tengo huevos para contar algo taaaaaan ñoño como ésto y mucho más.
Época prenavideña, montones de catálogos de juguetes en el buzón. Los recojo porque tengo varias amigas que tienen prole y los reparto. El de El Corte Inglés es especialmente gordo y tentador como para echarle un vistazo. Estando en dicha misión descubro una gama de peluches que llama mi atención: peluches BlaBlas. El diseño es clasicón y no tienen especial gracia, peeeeeero tienen una grabadora para que dejes un mensaje y al abrazarles o apretarles la tripa te lo sueltan. Pensamiento adolescente: "diosssssssss con lo que le gusta mi voz le grabo la frasecita que nos arranca la sonrisa tonta (T'ESTIMO MOOOOLT, MOLTIIIIISSIM, INFINIT!) y como la distancia geográfica que nos separa es la que es (660 jodidos kilómetros), pues me tendrá un poquito más cerca". De repente noto que me arden las mejillas: menudo ataque de vergüenza acabo de tener solo de imaginarme en tal situación. Esta nueva "MI YO" grabando un mensaje de amor en una grabadora que hay que depositar (a través del culo!) dentro de un elefante rosa o de un osito muy repelente. Inmediatamente abandono la idea, pero en los días sucesivos no dejo de reírme al pensar en ello.

En el transcurso de una conversación telefónica, con una candidez poco usual cuando no existía esta "MI YO", se lo cuento al depositario de mi amor y de dicho artilugio. Gran carcajada y frase que no olvidaré: "Cariño, esto es ser más que pava!". Entonces entramos en el debate de "joder no sé por qué te lo he contado, pero qué tontaaaa!!!"; "que nooooo amor, que me ha hecho mucha gracia pero es queeeee..."; "pues anda que no se te iba a caer la baba al tocar el osito y oírme"; "bueeeeno, no te digo que no me gustaría"... VAYA DOS!

En fin, señores de El Corte Inglés he decidido que no, que no voy a comprar el peluche, que no sé que nubarrón se apoderó de mi mente en dicho instante. Y a tí amor, decirte que, me habré convertido en una ñoña (qué sofoco de la hostia me está dando al escribir esto y mostrar mi pavez a todo el masqueperrerío) pero las apuestas me siguen poniendo, y mucho. He cumplido con el plazo de publicación. Ahora te toca a ti darme una respuesta (y no se vale hacerlo con una grabadora).

lunes, 22 de noviembre de 2010

DOMINGO NOSTÁLGICO

El domingo se ha levantado melancólico, con un cielo encapotado gris plomizo amenazando lluvia y el olor a frío llenando las calles del pueblo. He decidido poner orden en los cajones que guardan la poca ropa que tengo. A veces pienso que podría tirar la mitad, y aún así me sobraría otro tanto, siempre llevo puesto lo mismo. En uno de ellos guardo mis juguetes, mi ropa interior y un montón de papelotes, fotos, entradas de conciertos, cartas de amor y mapas de ciudades y montañas que he recorrido. Lo he volcado encima de la cama decidida a tirar todo aquello innecesario, o caducado o demasiado raido. He puesto los primeros discos de Loquillo, cuando Sabino nos regalaba su talento en cada canción. Es pura nostalgia. Entre todo eso ha aparecido una foto antigua, de mi infancia. En ella, una pequeña Sincopada con un vestidito de cuadros blancos y marrones, flanqueada por mis progenitores adecuadamente a la moda. Mi viejo, una corbata ancha y un bigotazo enorme, mi vieja unas gafas más grandes que su cara y sombra de ojos verde loro. Esta semana he pensado mucho en él, en mi padre, habría sido su cumpleaños....viejo, te echo mucho de menos. En ese momento ha empezado a sonar "La guerra civil", del LP "Morir en primavera". Esa canción me parte. Poco antes de morir mi padre me regaló un tesoro que guardo como oro, las cartas y tarjetas postales que mi abuelo le mandaba a mi abuela desde el campo de concentración de Alcalá de Henares, donde estuvo preso al acabar la guerra. En ellas le habla de mi padre de una forma tan tierna que se me ponen los pelos de punta...."el niño es tan rico..."....."es más salado que las pesetas..."..."sueño cada noche con volver a estar con vosotros...."....Es la mejor herencia que puedo tener, todos esos recuerdos y sentimientos puestos en papel amarillento.
La vida tiene giros inesperados a veces. Años más tarde de todo aquello, mis padres se hicieron novios y llego el momento de presentar las familias. Cuando mis dos abuelos se vieron, se abrazaron echándose a llorar. Habían estado años juntos en el campo de concentración y mi abuelo materno había enseñado a mi abuelo paterno a jugar al ajedrez, pasando horas y horas juntos. Contaban que cada mañana entraban los soldados en el barracón donde dormían y señalaban con el dedo.."Tú, tú y tú"...aquellos no solían volver. Cada día era como volver a nacer para ellos. Al volver a verse todo aquello afloró de nuevo y la alegría de ver que ambos estaban vivos aún fue inmensa. La boda estaba servida, claro está....
He subido al estudio y he buscado aquél tesoro, mi herencia. Lo he guardado en mi cajón, cerca de mis propios recuerdos. He decidido no tirar nada, que quizás algún día algún nieto o nieta se sienta afortunado por tener entre su ropa interior mis cartas de amor, mis mapas o mis entradas a tantos y tantos conciertos....


jueves, 18 de noviembre de 2010

Exorcismo

Te quiero. Tú me quieres. Estamos bien juntos, llevamos mil años y compartimos muchas cosas.

Pero no follamos.

¿Eso me hace sufrir? ... pues depende. Hay días en los que intento convencerme de que lo importante son otras cosas: el respeto, el cariño, la comodidad, la seguridad de tener a alguien en quien apoyarse ... Pero también hay días, como hoy, en los que una voz interna me insta a salir corriendo al mundo para respirar aire fresco. Para sentirme viva. Deseada. Para escapar de esta faja que es nuestra cama.

Sé que te hago daño cuando te digo estas cosas. Palabras que son proyectiles, armas arrojadizas que lanzo sin piedad porque la amargura sólo se calma un poco si te ataco. Después siento haberlo hecho, no me gusta ser así. Y durante un tiempo, siempre demasiado corto, intentas cambiar la realidad.

Pero no puedes.

No podemos.

Yo ya no puedo.

Tus intentos me irritan, pienso que son el fruto de mi cabreo, no de tu deseo. Me parecen forzados, me exasperan. Pero luego recuerdo la culpabilidad que siento cuando me dejo llevar por la rabia, y entonces callo. Los acepto y me esfuerzo, me afano mucho en extinguir mis resistencias. Y durante unos minutos me engaño creyendo que vamos a reencontrarnos.

Pero nunca funciona.

Decepción al comprobar, una vez más, que lo de siempre es lo de siempre. Tristeza. Desilusión. Darse la vuelta e intentar dormir. Dejar pasar los días. El trabajo, las obligaciones domésticas y tú y yo dándonos la mano castamente en el sofá. Finalmente, aceptación. Paso al estado de pensar que no es algo vital “es buen tío, inteligente, culto, divertido ... tiene otras muchas cosas”. Jornadas de rutina y noches de cansancio en las que estoy en la cama intentando quitarle hierro al hecho de que tú prefieras estar viendo la tele.

Anulando sentimientos negativos.

De vez en cuando resurgen, no me preguntes porqué. Así es y no puedo evitarlo. Y entonces vuelve la rabia, las ganas de herirte, de serte infiel, de dejarte, de volver a empezar sin ti.

Y tengo miedo.

martes, 16 de noviembre de 2010

NADIE ES PERFECTO


Estoy triste, se ha muerto Josephine (Tony Curtis). Las películas de Billy Wilder me chiflan, las comedias de esa época de otros directores también, pero "Con faldas y a lo loco" es MI PELÍCULA.
Cierto, quizás "El apartamento" sea más ácida, "Irma la Dulce" más tierna, "Uno, dos, tres" más reivindicativa, "Primera plana" más crítica, "El crepúsculo de los dioses" más intensa, "Testigo de cargo" más buena, pero "Con faldas y a lo loco" es fresca, vital, radiante, siempre me anima un día triste, siempre me hace reir. Adoro esa película y necesito verla, al menos, una vez al año, como un ritual.
Algunas escenas vuelven a mi memoria, tiernas y divertidas, creo que algo transgresoras para la época. Era esa manera de hacer cine diciendo mucho sin aparentar nada, como el gran Berlanga, que también acaba de ascender al reino de Wilder.
Como cuando Daphne (Lemmon) y Osgood (Brown) se pasan la rosa de boca en boca bailando un ardiente tango; cualquiera puede intuir la pasión creciente entre los dos....surrealista.
Y Josephine (Curtis) leyendo las cotizaciones de la bolsa sentado en la playa, con unas gafas de miope absoluto que ha robado y que no le dejan ni ver, sólo porque Sugar (Monroe) le ha dicho que le gustan los millonarios que tienen los ojos chiquititos de tanto mirar las cotizaciones de sus empresas. Será después, cuando la invite al yate de Osgood, cuando le diga que tiene el corazón como una piedra, que no existe chica que le haga conmover y la retará a que le empañe las gafas a base de besos, algo que, obviamente, ella consigue con mucho tesón.
"Sweet Sue y sus alegres chicas sincopadas", tocando "hot" en el tren, montando unas fiestas-pijama por todo lo alto, que ponen a Josephine y a Daphne en estado de priapismo total...aliñadas con unas guindas al Marrashkino.
Y ese tremendo final.....Daphne le dice a Osgood que fuma como una carretera, que nunca podrá tener hijos, que hace años que vive con un saxofonista, que no le sentará bien el vestido de su madre........¡¡¡Soy un hombre!!!..........."Bueno, nadie es perfecto...".



domingo, 14 de noviembre de 2010

El Horla

Me voy a permitir tomar del gran Guy de Maupassant este inefable nombre de lo siniestro para escribir sobre una experiencia conmovedora que viví recientemente.
Fue como un "Gran Hermano" en miniatura, pero con más nivel intelectual, sin duda. 10 tías en una casa rodeada de bosque, y tres días para compartir nuestras vidas... Hubo un poco de todo: risas, música, alcohol, naturaleza y, sobre todo, El Horla.
Viejas amigas, grandes amigas y otras por devenir, conocidas, acopladas, desconocidas, desesperadas, conformadas, regeneradas...y él, sí, él, colándose sin haber sido invitado.
Mujeres heridas, renacidas de las cenizas, incombustibles, ardientes, achispadas y en llamas. Y ese vacío que todo lo ocupa, ese vacío de una misma, de tantos otros que no lo colman, aunque lo llenen.
Y El Horla, el hors-là,lo que tratamos de dejar afuera y está, extrañamente, tan adentro. Tan adentro de cada una que angustia y aterra por su presencia inquietante. La Verdad desconocida que insiste y organiza nuestras vidas silenciosamente.
Gracias, amigas, por ser tan diferentes a mí y, a la vez, tan yo misma.

sábado, 13 de noviembre de 2010

La pequeña muerte

De todas las salas de espera que me toca pisar a menudo, hay una que me gusta especialmente. Una en la que no hay revistas, solo libros. En realidad prefiero las revistas para esperas de menos de media hora, y a ser posible el Hola!, pero tiene su encanto estar rodeada de libros y no leer ninguno, dedicarme solo a mirar los lomos y los títulos, darme cuenta que no sé nada y que probablemente me moriré sin haber conocido ni un 0,01% de todos los textos publicados.
El último día que estuve en esa habitación descubrí una colección de minilibros, había los de filosofía, los de clásicos, los de literatura iberoamericana... y en éstos me paré. Conozco poco la literatura del cono sur, de hecho me decidí a coger uno por el nombre del autor: Eduardo Galeano. No conocía nada de este tipo. Lo cogí con una sola mano, y empecé a pasar las hojas como si fuese un abanico, eran minirelatos contenidos en un minilibro. Me gustó la idea. La mínima expresión para decir las máximas cosas. Seguí pasando las hojas sin detenerme hasta que un título secuestró mi mirada poderosamente. "La pequeña muerte".

Ya sentada, con el libro abierto en la página de ese minirelato, casi me atrevería a decir microrelato, sentí que ese título, ese texto no solo secuestraba mi mirada. Qué precioso. "Nos da risa el amor cuando llega a lo más hondo de su viaje, a lo más alto de su vuelo: en lo más hondo, en lo más alto, nos arranca gemidos y quejidos, voces del dolor, aunque sea jubiloso dolor, lo que pensándolo bien nada tiene de raro, porque nacer es una alegría que duele..." Me pareció brutal este primer párrafo, describe lo que significa amar de una manera tan poco edulcorada, que me pareció uno de los textos sobre el amor más bello que jamás he leído. Sí, anoté cada una de estas palabras en una receta médica que llevaba por el bolso, escribía rápido para que no me llamaran sin haber podido copiar el minitexto entero.

Una vez releído este primer párrafo, y martilleando en mi cabeza la gran afirmación que nacer es una alegría que duele, supongo que como amar, proseguí la lectura. "Pequeña muerte, llaman en Francia a la culminación del abrazo, que rompiéndonos nos junta y perdiéndonos nos encuentra y acabándonos nos empieza. Pequeña muerte, la llaman; pero grande, muy grande ha de ser, si matándonos nos nace". Tres líneas de texto que no me dejaron para nada indiferente. Amor y dolor siempre van unidos, aunque últimamente haya intentado creer lo contrario, como vivir y sufrir, nacer y morir... Siempre existirán las contrapartidas que nos joderán la partida inicial.

En fin, me dio tiempo a anotar el texto entero, haciendo una miniletra para que cupiera en el miniespacio que tenía en el papel y tomé una decisión. Que a partir de ese momento, haría totalmente caso a la máxima de "Lo bueno si breve, dos veces bueno". Al llegar a casa googleé el nombre de Eduardo Galeano, supe que se trata de un escritor y periodista uruguayo, muy famoso por sus frases célebres, un hombre mayor pero de gran atractivo físico, una especie de star system en su país. Dado que no soy nada compulsiva, dudo que tenga ahora la avidez de buscar más sobre este escritor, ni que quiera leer libros escritos por él. El azar me puso en las manos este texto, produciendo en mi un efecto de garganta seca. Me quedo con eso y sobretodo en la necesidad de compartirlo como acabo de hacer.

lunes, 1 de noviembre de 2010

PESADILLAS HUMANAS




No sé si atribuirlo a la Ley de Murphy o a la de "MeCagoEnLaMadreQueParióAAlgunosQueEstánVivosYRespiran", ¿por qué hay personas que no consigues que desaparezcan de tu vida ni con agua hirviendo?. Digamos que soy una persona que acumula un gran número de pérdidas en las relaciones humanas, especialista en dejarlas morir casi siempre sin explicación. Cuando me preguntan "por cierto, ¿qué sabes de fulanita?" y contesto que no sé nada, siempre acabo oyendo la siguiente interrogación "¿por qué os dejásteis de ver y de tener contacto?". La respuesta suele ser siempre la misma: no lo sé, desapareció de mi vida, sin más. Obviamente lamento alguna de estas deserciones y me parece absurdo haber dejado que ocurriera peeeeero... a veces me cuesta cuidar las relaciones.

Es en este punto donde me pregunto por qué hay personas a las que no consigues perder de vista jamás por más que te esfuerces. Vivo en una ciudad considerada grande (hace poco alguien me dijo: "qué pasada, ¿vives en el 114?, que calle más larga"; él es de una ciudad donde pocas calles tienen 100 números), sin embargo suelo encontrarme a todas aquellas personas con las que no me apetece nada tener contacto. Hay un caso especialmente cabrón. Una antigua vecina a la que le cuidaba la gata cuando se iba de vacaciones. No me gusta nada esa chica, es más, pienso que es un poco psicópata del tipo "Mujer blanca, soltera busca...". Mientras fue mi vecina de la puerta de enfrente era inevitable que la viera de vez en cuando, pero admito públicamente que me encantó perderla de vista. Pues bien, me la encuentro por todas partes: en el súper (y lo curioso es que se trata de un establecimiento que está tan lejos de su casa como de la mía, ya es casualidad joder!), en la calle, en el metro... y no quieroooo. Me llama y no le cojo el teléfono. Se ha hecho amiguita mía en Facebook de los cojones (esta aplicación la carga el diablo, la de gente que te encuentra!).

Pues eso, que no hay manera de quitarse lastre. Y encima estas situaciones me hacen pensar en todos aquellos que perdí de vista porque sí, por vaga, por no cuidar las relaciones... y me quedo unos días cagándome en mis muelas por descuidada. Y repaso una y otra vez la lista de bajas innecesarias, y finalmente me digo: coño, pues ellos tampoco se han esforzado mucho por recuperarte, así que a cascarla!

viernes, 29 de octubre de 2010

¡¡¡¡¡ZOMBIES NAZIS, YO OS INVOCO!!!!!


Volvía de pasar un fin de semana en casa de unos amigos en una aldea del recóndito y alucinante "Valle de los Buitres". Aquella misma mañana, paseando por la inmensa robleda, nos sorprendió una jauría de perros y sus amos, cazadores, escopeta en mano y dientes bien afilados, todos ellos sedientos de presas. A riesgo de críticas (lo sé) tengo que reconocer que me hierve la sangre cuando perturban mis paseos campestres con gritos, ladridos y disparos y, ni qué decir tiene, nunca he podido empatizar con las personas que se apostan con sus armas delante de animales en libertad y son capaces de descerrajarles un tiro entre las cejas. Ni lo entiendo ni me gusta,creo que nunca podría querer a alguien que, delante de un ciervo, fuese capaz de reventarle los sesos sólo por el placer de matar.
Conduciendo de vuelta, tengo el cuerpo de Rammstein, las meninges me piden ruido y volumen. Ellos son lo que necesito, machacones, tralleros, simplones y gustan más cuanto más alto los escuchas. El camino es largo y cuando llevo 100 km recorridos y una hora escuchándoles sin tregua, tengo el seso casi licuado y mi imaginación se dispara al ritmo de sus acordes.
Me asaltan visiones de repente, incontrolables, y mis jodidas neuronas juegan con recuerdos recientes en mi mente perversa y yo lo veo todo en primera fila. Unamos a los cazadores con su jauría, la película "Zombies Nazis" con la que no hace mucho me regodeé y "Waidmanns Heil" de Rammstein, canción dedicada a la jerga cazadora alemana que suena en ese momento en el cutre aparato de mi troncomóvil, pero a toda leche, eso sí.
(A partir de aquí recomiendo escuchar la canción que he pegado al final del texto, y a un volumen atronador, a poder ser).
Les veo correr a toda velocidad, las caras desencajadas y tan asustados que ni tan sólo son capaces de mirar atrás. Tras ellos un grupo de zombies nazis como los de la película, cabrones despiadados que corren que se las pelan y reparten unas hostias de padre y muy señor mío, eso siempre antes de sacarte las tripas y hacer con ellas una tirolina entre dos árboles. Por más que les disparan no sirve de nada, ¡que ya están muertos, joder!. ¡Ay, qué paradojas de la vida!...los cazadores ahora son las presas y sienten el miedo tan dentro que se marean y vomitan, porque saben que van a morir. Corriendo entre los robles, al mirar atrás uno se golpea contra un árbol y cae tendido al suelo, un lecho de hojarasca de pleno otoño.En estado de semiconsciencia tiene tiempo de mirar a los ojos a su verdugo, que le sonrié con sólo media mandíbula y un color francamente muy malo, qué poco sol debe hacer en Alemania. Le hunde el brazo hasta el codo en pleno abdomen y rebusca entre las entrañas hasta dar con su hígado...se lo saca y se lo echa a uno de los perros que, sin pensarlo, se pone a devorarlo. Mientras agoniza aún tiene tiempo de escuchar como le dice al oído "Wainsmanns heil", susurrando...un saludo entre cazadores, hoy ha tocado ser cazado, qué vida ésta....Otro de ellos ha sido apresado por dos putos zombies que le están dando tal paliza que las de Tyler Durden parecen de patio de colegio. Entre puñetazo y patadón en la boca, le saltan las pelotas por los aires con su propia escopeta, ¿duele?, ¿casi mejor te rematamos para que no sufras, desgraciado?. Un buen mordisco en toda la yugular, de esos que te la arrancan y hacen sonar los músculos como un arpa cuando se cortan y los borbotones calientes de sangre dan color a la escena y huelen a vida. ¡¡¡Corred, corred!!! Ahora sabeis lo que se siente cuando te persiguen para matarte, ahora, tal vez, os dais cuenta de lo miserable que es matar por el placer de ganar. Debo decirlo...por mucho que corrais, ellos siempre van a hacerlo más rápido, así que...alea jacta est.


jueves, 28 de octubre de 2010

PEREZA



procrastinar (Del lat. procrastinare).
1. tr. Diferir, aplazar


O lo que es lo mismo, dejarlo todo para después. Dentro de este mundo competitivo en el que vivimos, en el que el prójimo siempre intenta ser más que tú, siento deciros que en procrastine os gano a todos. Sobradamente, vamos.

Soy de natural perezoso. Madrugar, ordenar, archivar, organizar, preveer, gestionar ... en resumen, lo que viene siendo trabajar, me llena de flojera, desidia y abandono. Y es entonces cuando entra en acción el consabido “ya lo haré luego”.

Ese “luego” en mi caso, puede durar desde horas, hasta días, meses o años (por poner un ejemplo, os diré que tengo cajas por abrir desde mi última mudanza. Hace 10 años).

El caso es que, desde hace un par de meses, por mor de la crisis, me tocó asumir una serie de tareas en el despacho que hasta ese momento llevaba otra persona a la que no renovaron el contrato. Tengo que aclarar que a esta persona se la contrató para cubrir una vacante creada por excesivo volumen de trabajo, y que era una pedazo de profesional organizada y resuelta con la que daba gusto trabajar. Cuando la parcela que ella llevaba había crecido tanto que la pobre casi ya no daba abasto, en lugar de ponerle ayuda, agarran y se la cargan por ser la última en entrar, ergo la más barata. ¡Ah! y “que conste que queremos resultados, así que apañaos el resto como podais”.

Son esas decisiones de empresa, tan sesudas e inteligentes, las que te vienen a la mente cuando suena el despertador y tienes un sueño de cojones. Las que te animan a saltar de la cama para emprender una nueva jornada laboral, con empuje y alegría rociera. Las que recuerdas cuando abres el sobre de la nómina y te dan ganas de beberte un traguito de lejía on the rocks.

Derecho a la pataleta nulo, puesto que era una estrategia de empresa marcada por Dirección General y ni mi jefe ni mucho menos nosotros, podíamos piar. Lo que viene siendo un ajo y agua, vamos.

Sintentizando: me cayó de repente un marrón oscuro. Me asignaron una jartá de procedimientos aburridos, tediosos y lo que más me jodía, repetitivos, de los que no tenía ni tiempo, ni putas ganas de encargarme. Y lo mejor: de los que si te equivocas, hasta la señora de la limpieza se entera. Acostumbrada a trabajar por proyecto y sin plazos, de repente me tocaba asumir una serie de mandangas infumables de las de “me lo tienes que pasar como muy tarde el día 2, si no, explota el mundo”, “uff, te has pasado 0.5 minutos en mandarme el fichero, ya hemos cerrado eh?” o “no, no te lo puedo hacer mañana porque no me lo has pedido con 20 días de antelación, adjuntando póliza firmada por el conserje de planta”.

Puta madre.

Me está tocando luchar contra migomisma para no aplicar mi sagrado lema: “deja para pasado lo que puedas hacer mañana”, y qué quereis que os diga: me toca los ovarios a dos manos. Porque no me acostumbro, porque me obliga a gastar mucha de mi, ya de por sí, enclenque energía, y encima soy consciente de que algún la cagaré. Y será el Armaggedon.

Hay que trabajar y ganarse el pan, pero hostias, ¿a base de cagarse en la propia naturaleza de una?. Yo tengo mis tempos: días de actividad frenética en los que voy como una moto y me saco 20 pollos, y otros, como hoy, en los que nada quema y entonces no me apetece pegar ni el güevo, me paso el rato navegando y mirando el reloj. Procrastinando, vaya. En mi descargo diré que cuando curro, curro mucho. Nunca nadie me ha llamado la atención por la calidad de mi trabajo y jamás me han pegado una bronca por falta de responsabilidad. Estoy muy bien valorada aunque a veces sea una vaga, lo saben y me lo consienten.

Pero se me ha acabado la buena vida, ahora tengo que trabajar como si fuera una tipa organizada y no la perra indolente que soy. ¿Y la integridad de ser uno mismo dónde queda?.

Amos, no me jodas.

sábado, 16 de octubre de 2010

Hacia rutas salvajes

Chris nació con 24 años, en 1990, el día que quemó su dinero y salió a buscarse. Uno mismo, honestamente, sólo puede encontrarse cuando se despoja de todo aquello que lo adorna, de lo supérfluo, de lo material. Nos revestimos como árboles de navidad para disimular un descontento general y endémico, olvidando que no somos nada más que una parte ínfima de un mundo que gira a nuestro pesar.
Hay que echar a andar y no detenerse, empezar un viaje cuyo final, aunque suene contradictorio, es el principio mismo, nuestro orígen, la esencia. Esa esencia somos nosotros, sin adornos, sin máscaras, sin miedo. Y sólo podemos encontrarla allí donde nació todo, lejos de un mundo artificial y virtual, en la Naturaleza.
Al llegar seremos valientes hormigas frente a elefantes, pequeñas pero fuertes, felices de ser nada y todo a la vez, capaces de caer y levantarnos cien mil veces.
Estamos solos, durante la vida y frente a la muerte, siempre solos. Cerrando los ojos y respirando a fondo el aire frío y perfumado, nada, ni tan solo sabernos mortales, podrá robarnos la satisfacción de sentirnos liberados. Y ya no habrá temor ni miedo, sólo paz.




lunes, 11 de octubre de 2010

Orión

Me dispongo a descansar, por fin, de la vida despierta y consciente. Todo el día pensando cosas que no digo, intentando entender lo que dicen los demás... cansado, muy cansado de tanta contención. Pillo mi camita, mi novela al uso que actúa como un Valium a estas horas ; mis pensamientos empiezan a desvanecerse, caigo en el abismo del sueño paradójico, ya no atino a comprender lo que leo.Y me dejo ir.
Maldición, a las cuatro de la mañana me despierto sumido en la angustia terrible de un sueño.Compruebo, por suerte, que nada de lo que he visto es verdad. Respiro agitadamente mientras evoco las imágenes de mi otra realidad: una niña espectral de película japonesa se ha colado en mi sueño, se ha convertido en mi propia hija, encerrada en el desván de mi casa, y allí vive en la absoluta oscuridad, y me mira con sus ojos vacíos diciéndome "te estás muriendo".
Tengo que despertarme para poder seguir durmiendo. ¡Qué paradoja!
Mis fantasmas me persiguen, y mi esperanza de deshacerme de ellos sólo les abre la puerta para que entren sin llamar.

“Yo he visto cosas que vosotros no creeríais: atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto rayos ‘C’ brillar en la oscuridad cerca de la puerta de Tannhauser. Todos estos momentos se perderán como lágrimas en la lluvia… Es hora de morir..”
Blade Runner. Ridley Scott - 1982

Concentración freak


Este fin de semana he estado en el lugar con más concentración de freaks por metro cuadrado, entre los que por supuesto me incluyo. Y no, no es Telecinco (pero casi). Hablo del Festival Internacional de Cine Fantástico de Catalunya Sitges 2010, y de la Zombie Walk que organizaron por todo el pueblo.

Los desfiles de zombies son eventos que se celebran también en otros lugares, en Toronto, en Dublín, en Londres ... pero vivirlo a la española, ah, amigos, eso es harina de otro costal. El zombie patrio va mucho más allá del ojo colgando o del gusto por la carne humana: nuestro zombie es el reflejo innegable de la españolidad misma. Cómo si no, explicais esto:


  • Franco zombie rodeado de folclóricas, toreros y fachas (zombies todos) arrastrándose al grito de ¡¡Caudillo!! ¡¡Caudillo!!, mientras el líder de la manada, léase Franco putrefacto, aprovechaba cualquier ocasión para encaramarse a las alturas y, con mano alzada, soltar arengas del estilo de "¡Españoles! ¡Por una España zombieeee!". Ni que decir tiene que el auditorio se venía abajo ...

  • También había toooooda una tripulación de Spanair zombie ... ¿humor negro?. Sin duda.

  • ¿Y porqué no había de llegar la huelga general al mundo zombie? había que verlo: zombies con carteles y pancartas, bramando y soltando esputos sanguinolentos al ritmo de "¡Zapatero, la crisis que la paguen los vivos!"

  • Y no podía faltar en esta velada tan nuestra una Belén Esteban zombie (si es que eso es más posible), persiguiendo a una pequeña muerta viviente, con un plato con vísceras de vete a saber quién. ¡Andreíta, coño, cómete "al" pollo!.

Esta es una pequeña muestra de la fauna del lugar. No obstante, tengo que decir que todas las clases, estamentos sociales y profesiones, están representadas en la Zombie Walk: monjas zombies, payasos zombies, avatares zombies (en el colmo del rizar el rizo conceptual), todo el gremio de la hostelería (cocineros, camareros y posaderos zombies, acompañados de todo tipo de viandas repugnantes y repitiendo "¡rico, rico!" al más puro estilo Arguiñano), travestis zombies, mamás zombies con sus bebés zombies en los cochecitos (y no eran muñecos), batucada zombie, novios zombies ... pero si hasta había un colgado que paseaba a su perro zombie (y yo os aseguro que sufría por el bicho pensando en cómo coño le iban a despegar todo ese látex del pelo ...).


Un delirio, vamos. Y un descojone total.

El año que viene habrán Salamandras zombies. Os lo juro.




sábado, 9 de octubre de 2010

Incendios de nieve y calor a las 03:00 a.m.


No pensé en que iba a llegar el día en que me sentiría atorada para escribir. Pues llegó. Tengo ya unos añicos y mis neuronas no están para echar cohetes, así que si las mantengo ocupadas en otros menesteres no puedo pensar para luego poner una letrita detrás de otra hasta obtener un texto. Estoy en un proceso de vuelta a la edad del pavo, bueno en mi caso es de estrenarme porque no la pasé en su momento, así que toda mi atención está puesta en un ser maravilloso que me mantiene la mente ocupada las 24 horas del día. Pues eso, que kittyfollen se ha enamorado!

Después de haber narrado mis autosatisfacciones y las satisfacciones ajenas, se me pidió que ya iba tocando el momento de narrar el gran polvo y dejarme de pajas. Pues bien, no voy a hacerlo. El gran polvo no existe, no sé si soy muy suertuda pero suelo pasármelo bien en todos, así que siempre creo al terminar que acabo de echar el mejor polvo. Mejor explico una anécdota de una noche de muuuuucho amor y bastante sexo.

Digamos que hacía unas 72 horas que no salíamos de casa para nada, que lo de comer escaseaba y que la hidratación era básicamente cutánea a través de la ducha. En fin un puente muy perruno, de no hacer nada o de hacer mucho, depende como se mire. Pues eso, a la tercera noche el sueño me pudo, y todavia retozando en el sofá era evidente que estaba más en los brazos de Morfeo que en los suyos. Ante tal situación de ataque de sueño decidimos ir a la cama. Una vez en posición horizontal, ya fuese por el contacto de los cuerpos desnudos o porque mis actos son imprevisibles e impredecibles, tuve un resurgir en el mundo de los despiertos, un poquito de mimos, unos abrazos, unos besos... y aunque le ponía ganas e interés, los jodidos párpados decidieron echar el cierre, tuve el tiempo justo de avisar de tal situación antes de ponerme en posición de dormir. A todo esto el sueño me venció a eso de la 01:00. Supongo que mi mente calenturienta no descansaba, que me martilleaba con el mensaje subliminal de "despierta, ya dormirás cuando estés en la caja de pino!", porque abrí los ojos a las 03:00 con una única obsesión "quiero fundirme con él".

Media vuelta. Me giro. Está dormido, muy dormido. Lo tumbo plano, ya que está de costado, de hecho está abrazándome por la espalda, abre los ojos primero tímidamente y luego los deja abiertos como platos cuando me subo encima suyo y empiezo a comérmelo. Repaso con mis labios cada centímetro de piel de su cara, su cuello, su pecho... Pero esos ojos abiertos, abiertísimos, brillan en la oscuridad, no puedo parar de mirarlos. Hay tanta estupefacción en su mirada, me entra la risa. Está aturdido, no sabe de dónde coño le ha caído una tía encima que le está pidiendo susurrante que la quiera, mientras él trata de discernir donde acaba el sueño y empieza la realidad. Me toca, me besa y es consciente que esa loca desatada que le ha atacado, soy yo. Sí, sé que he sido brusca, pero había como una orden mental, como las que deben oír los esquizofrénicos, que me decía "no pierdas el tiempo durmiendo, ámale, ataca!", y eso he hecho, de forma irracional. No voy a contaros lo que sigue, eso no tiene mayor interés. Lo que es impresionante es saber que estás durmiendo con alguien y que tienes la necesidad imperiosa de amarle y que se lo hagas saber, que no te importe despertarle para hacerle participar de tus fantasías, eso sí es digno de mención. Poder ver esa cara de "Dios, cómo me gusta!", es como lo de la MasterCard, no tiene precio.

No soy nada dogmática, ni me presto a hacer recomendaciones, pero hay una parte de conocimiento adquirido que siento que debo compartir: cuando tengáis la sensación que estar entre los brazos de esa persona es el mejor lugar del mundo donde podríais estar, despertadla y decidle que la amáis. Lo que pase a partir de ese momento ya será mágico.

Como dice una de las canciones de nuestra BSO:
...Vamos a engañarnos y dime mi cielo que esto va a durar siempre
perderme en tus brazos
dulce locura, tú mi droga más dura





lunes, 4 de octubre de 2010

¡Ains que emoción, que nos han dado un premiooooo!


Oye, pues os parecerá una chorrada, pero a mi me ha hecho mucha ilusión ... llamadme pava. Que aquí mucho ir de punkies y de folladoras empedernidas, pero también tenemos nuestro corasonsito.

En fin, que gracias a nuestra Gordi hemos sido premiadas con el Sunshine Award, que como podeis observar, es una flor la mar de mona que desde ahora mismo adorna nuestro blog.

¡MUCHAS GRACIAS!


En fin, que la tradición galardonera se ve que tiene unas reglas (dinero me han dicho que no, reglas y voy que me mato), que son éstas:
  • Guarda la imagen y postéala en tu blog.
  • Pasa este premio a 12 bloggers
  • Pon un link a los nominados.
  • Haz saber a los nominados que han recibido este premio comentando en sus blogs.
  • Comparte tu aprecio y pon un link al blog de la persona de la que recibiste este premio.
Así que nada, no sé si llegarán a 12, pero ... (redoble de tambores) ... ¡ahí van nuestros premiados! (aún sabiendo que a alguno le va a saber a cuen-no quemao que diría mi madre. La vida es así: jodeos XD)
  • Obviamente y como buena fan, re-premio a Gordi de Regalo faja, por lo bien que escribe, por su sensibilidad, por su talento, por sus curvas tan bien llevadas y porque me da la gana.
  • Al gilipollas, de Diario de un completo gilipollas, porque nos chiflan sus 108 kilos, su pelo grasiento y sus polvos con zombies y travelos.
  • A Keve, de Zulo impersonal, por su inteligencia, por ese fino sentido del humor, tan negro, y por el par de cojones que le pone a su día a día.
  • Al Señor de las moscas, de El porqué de una mosca encerrada en un bote, porque le hierve la sangre y se caga en todo vía blog. Y porque es un petardo adorable (con todo el cariño).
  • A Barbijaputa, de Zona de desahogo y combustión espontánea, por sus flame posts, y porque hace tronchar unas veces y reflexionar otras. Because she worths it.
  • A Somófrates de Plutón verbenero, por su recalcitrante mala leche. Lo siento por el premio nen, pero aquí hay que votar a quienes más nos gusten ;-) ...
  • A Gonzalo, de Los consultores llaman los viernes, porque me gustaban sus posts cagándose en su giliempresa, y ahora que la ha dejado, sus posts me gustan mucho más, si cabe.
  • A Tagkiller, de Fuegos cruzados, porque su blog aúna películas con música pariendo unos relatos la mar de evocadores. Y porque es coleguita, qué coño.
  • A Ángel, de Está la cosa muy mala, al que tengo que decirle que no sé si me gustan más sus entradas o sus respuestas a los comentarios. Buenísimo.
  • Al Antiguo Niño Prodigio, de Vidas ejemplares de el antiguo niño prodigio, porque las Másqueperras somos las groupies de oro de Love of Lesbian, seguimos a Santi Balmes donde haga falta, conciertos, blogs y hasta a la cama si se terciara...
  • A Molinos de Cosas que (me) pasan, por sus Maternitys, sus comments sobre libros, por sus juergas de Gintonic y por reírse de todo y de todos. Y porque tiene tiempo de actualizar cada día, cosa que me fascina.
  • y finalmente, a Blanco Humano, de Noticias desde la Antártida, porque sus consejos para dummies son de lo mejorcito.
Y eso es todo amigos. Que lo disfruten con salud y leuros.

sábado, 2 de octubre de 2010

TREINTAGENARIOS


En un blog, Plutón Verbenero, he leído una entrada que me ha hecho reflexionar. En él, el tipo puso una foto de su media/cara, con una barbita pincelada tímidamente por algunas canas y preguntaba a la parroquia porqué nadie le había dicho que se estaba haciendo mayor. Estoy a punto de cumplir los 40 y llevo dos años con una puta crisis existencial..la verdad, estoy deseando que llegue ya el momento de poder decir de una maldita vez que soy una CUARENTONA y abandonar ya esta actitud adolescente que me está matando. Léase: enamorarme como una quinceañera, hacerme pajas como una loca, beber como si no hubiera un mañana, saltar de concierto en concierto como si tuviese veinte años, tener ganas de probarlo todo (lo que queda, claro), aprender guitarra casi con artritis en los dedos, intentar pegar cuatro polvos seguidos (qué fatiga, ¡yo podía con más!) e ir de coleguita con los chavales veinteañeros de mi pueblo, que de repente me llaman señora y me hunden en la miseria (¡hijos de puta!). Mi cabeza está plateada, sí señor, y la quiero compartir con tod@s...reiros del puto Clooney, le queda mucho que aprender para llegar a tener unas canas tan bien llevadas como las mías, ¡qué coño!...(joder, voy a dejar de ir al psicoanalista, esto es mucho mejor y gratis).
¡¡¡Ah!!! muchísimas gracias por el premio, Gordi, nos llena de orgullo y satisfacción....tú vales mucho, nena.

martes, 28 de septiembre de 2010

LAPSUS LINGUAE

La noticia me ha encantado: Rachida Dati, ex ministra de Justicia francesa, en una entrevista en la televisión, tuvo un lapsus linguae de tomo y lomo y confudió "inflación" con "felación". No está mal, sí señor, si la pilla mi rompecocos le pone los puntos sobre las íes. No es que estuviera hablando de comer pollas y pensando en la inflación, si no al contrario....ella hablaba de los fondos y, claro, algunos piden rentabilidad del 20% con una felación casi nula ... señores, eso no se puede consentir.

Freud y todos los psicoanalistas posteriores le dan suma importancia a las palabras. Ya todos sabemos que, a la que salen por nuestra boca, cagada la hemos, ya no vuelven pa'trás. Que levante la mano el que no haya tenido jamás uno de esos lapsus que te dejan la sangre helada y el bochorno quemándote las mejillas ... mmmm ... no veo ninguna mano alzada.
Mi rompecocos, desde luego, no me pasa uno, me los caza al vuelo y cuando me los pone delante de las narices, se me queda cara de empanada casi siempre ... ¡ups! ... ¿yo he dicho eso?.

Me gustaría hacer un ejercicio de exorcismo y que quien tenga ganas me contase alguno de ellos, nos reiríamos mucho. Voy a romper el hielo explicando uno mío, uno que me soltaron a mí y el broche final, sin permiso de mi amiga J., uno que costó un divorcio.

Tras muchos años de vivir en pareja y haberlo dejado con él, me eché otro noviete al cabo de un tiempo. Como podeis imaginar, llevaba ni sé cuántos años follando con el mismo tipo, repitiendo su nombre hasta la saciedad. ¿A quien no le ha pasado, amigos?. Un día (o una noche, da igual), en el fragor de la batalla le solté a mi flamante amor el nombre de mi ex, así, a bocajarro, a grito pelado. La frase fue algo tipo ..."¡¡Joder, cómo me gusta comértela, S.!!!"... él no era S... era otro. Me libró que el hombre estaba cegado, sordo y mudo por la intensidad del momento y que, ya lo dice mi madre siempre, con la boca llena no se habla, es de mala educación y no se te entiende.

Unos meses después (aquello se repitió al menos un par de veces, creo que se hacía el sordo) fue aquél mismo hombre quien me llamó........trtrtrtrtrtrtrtr (redoble de tambores) ... ¡MAMÁ!.
Os lo prometo, tremendo lapsus, yo sí que lo oí y os aseguro que la líbido se me puso a menos mil y le dije que si teníamos que ser tantos en la cama que mejor se podían ir yendo pa'casita los dos ... él se quedó, a su madre costó tiempo ponerla en su sitio.

Y pecando de mala amiga indecorosa, quiero compartir la tremenda anécdota de "el lapsus linguae que costó un divorcio".
J. y M., amigos desde hace muchísimos años, tenían un bareto de copas en el barrio de Gràcia, nuestro barrio. J ya llevaba tiempo mosca con M., farlopero, mujeriego y simpaticote, intuyendo que la cornamenta que lucía se veía desde las Corts. Un sábado cualquiera, a altas horas de la noche, J. decide retirarse para casa reventada y M. le dice que se quedará un rato hasta que se vayan todos lo clientes. Ella se va a casa, se mete en la cama, duerme, se levanta, desayuna, se ducha, prepara la comida ... M. no ha aparecido aún y cuando finalmente lo hace es mediodía y los ánimos están tensos. J. le pregunta, M. dice que ha estado trabajando, que a última hora llegó una gente con mucha fiesta, que a puerta cerrada la liaron, que bla bla bla ... ella pregunta y pregunta y cuando él se siente acosado, llega su inconsciente y le jode todo el tinglado ... "Me he quedado dormido"... dice él. ¿Dormido?. ¿Cómo?. ¿Dónde?. ¿Con quién?. ¿Qué hacías durmiendo de pie?. Si le pinchan en ese momento, M. no saca ni gota de sangre. Es más, creo que habría agradecido una catana para hacerse el harakiri en ese mismo momento. J., claro está, tuvo clarísimo que uno se queda dormido en un cama y normalmente después de follar como un animal. Costó un divorcio.

El inconsciente va por libre, es un maldito cabrón y no da tregua, siempre está alerta para dejarse ver. ¡Andaros con ojo!.

lunes, 20 de septiembre de 2010

POEMA DE AMOR COLIFATO


Trabajo con colifatos: dementes, chiflados, tarados, idos, locatis, pirados, botarates, lunáticos, chalados, aturullados, enajenados, alienados sin causa y sonados militantes. Y me rio con ellos. La sociedad les aparta, molestan. Están desinhibidos, a veces huelen mal, su mirada provoca y desafía y aún así, si uno se esfuerza y se acerca sin miedo, puede oir el grito callado de su alma pidiendo respeto y cariño.Después de años de batallas se acumulan mil anécdotas en mi memoria y se mezclan los momentos más divertidos con aquellos más dramáticos y trágicos. Al final he comprendido porqué me llevo tan bien con todos ellos, porqué derrocho empatía y soy capaz de ponerme a cantar la "Internacional" a grito pelado con I.G. mientras J.C. llora como un niño recordando lo que vio en la Batalla del Ebro con tan sólo 17 años. Recordarles me pone los pelos de punta y tierna a la vez. Hoy más que nunca, cuando "el Abuelo" ha decidido dejar de luchar, pienso en la libertad, pienso en pensar, pienso en la frescura de poder ser uno mismo y a tomar por culo las convenciones, los modales y la hipocresía. Probad un día, tan sólo unas horas, a desinhibiros, a ser libres. Probad a agarrar a alguien de las dos tetas ( como hace amenudo P.Ll. agarrando las mías mientras me guiña un ojo). Probad a mandar a alguien a la mierda gritando en su cara ( como hace I.S. cuando le digo que tiene que tomarse la pastilla blanca para alcanzar la paz). Probad a bajaros los pantalones y caminar entre los demás con el culo al aire, por el simple placer de sentir el airecito en vuestros sexos (como hace T.R. cuando tiene calor y siente sus huevos recocidos). Probad a decir en cada momento lo que os pasa por la cabeza sin tapujos (como hago yo cuando le digo a A.N. que ese día está más chalada y colifata que nunca...siempre me contesta:..."estoy fatal de la cabeza, nena, toy loca", sonriéndome). Probad a reir y llorar siempre que os venga en gana, dejándoos llevar por el sentir (como hace A.A. que pasa de la risa al llanto en un plis y sólo queda darle paquetes y paquetes de pañuelos y ofrecerle el hombro). Probad a tener 90 años y dedicarle un poema surrealista de amor colifato a una mujer de 39, y dárselo a escondidas como un adolescente pillándola en un renuncio al salir del trabajo (P.V., eso va por ti,gracias). Sin vergüenza, sin convenciones, sin tapujos, sólo personas frente a personas, sólo el sentir...


Ellos SÍ son libres.....sin duda.



PD: he intentado en vano colgar el poema que P.V. me regaló el otro día. En parte he pensado que es mejor guardarlo para mí como un pequeño tesoro, como lo que es....esas son las cosas que no te pagan con dinero a fin de mes.


LIBERTAD

En un día triste como hoy, y aunque la canción se refiera a otra opresión bien distinta, recuerdo aquella vez en que, por motivos de trabajo, tuve que ir a un centro penitenciario. Estaba en una ciudad que no era la mía, llegaba tarde a la cita y no sabía llegar hasta ahí, así que agarré un taxi.

- A la cárcel, por favor
- Sí, señorita, ahora mismo.
Unos kilómetros después, el taxista habló:
- ¿Sabe señorita? Allá en mi país, Uruguay, nací en un pueblo que se llama Libertad
- ¿Sí? ¡qué bonito!
- Y allí construyeron una de las cárceles estatales más grandes del país
- ... joder. Qué paradoja...
- Qué hijos de puta, señorita, qué hijos de puta.

Para todos aquellos que siendo buenas personas, están en la cárcel por errar el camino, por nacer en entornos hostiles siendo débiles, por amar a quien no deben. Encerrados durante años por un sólo momento de desacierto.

Muchos corruptos deberían estar en su lugar.


martes, 14 de septiembre de 2010

Quiero soñar, leñe

El otro día tuve un sueño consciente. Esto es que, mientras soñaba, supe que era un sueño. Estaba en la calle donde viven mis padres, era de noche, y repentinamente empezaron a saltar monos desde los balcones. Se lanzaban, rebotaban en el suelo y aterrizaban en otro balcón, desde donde volvían a brincar haciendo piruetas. Era como un enjambre de simios de extremidades larguísimas saltando de un balcón a otro a mi alrededor ... recuerdo que intentaba dar una explicación racional a esa súbita concentración de primates en pleno barrio de Gràcia cuando, en un momento de lucidez, me dije a mi misma: “tía, esto no puede ser, estás soñando. Prueba a hacer algo para comprobarlo”, y entonces, lo hice ... empecé a flotar.


Lo de flotar como si no hubiera gravedad es uno de mis sueños recurrentes, en muchísimas ocasiones he soñado que estoy volando y, al contrario de lo que pueda parecer, en mi caso de trata de una experiencia angustiosa. Espeluznante. Porque se trata de un vuelo incontrolado, como si algo me tirara desde arriba y me hiciera subir y subir y subir, cada vez más arriba, cada vez más lejos, mi casa, mi barrio, allí está el mar, estoy encima de las nubes y sigo subiendo y subiendo hasta que ya no distingo nada ni a nadie, todo es verde, marrón, azul, y de repente allí abajo está España, Europa, el planeta Tierra ... es como si viera el mundo desde la Luna y no puedo dejar de alejarme sin remedio, todos mis intentos por bajar sólo consiguen que me distancie aún más. Y es normalmente en ese punto cuando me despierto aterrorizada y sudando.

Pero en ESA ocasión, sabía que era un sueño. Y eso lo cambiaba todo, porque YO controlaba, YO gobernaba, yo sabía que no me iba a pasar nada. Cuando empecé a flotar y a subir demasiado, me dije “salamandra, baja, es tu sueño, ¡contrólalo!”. Y voilà! ¡bajé!. Y entonces conseguí mantenerme en una altura que no me daba miedo, justo por encima de los edificios. Ahí está el Paseo de Gracia, cuántas luces, cuánta gente paseando, la Plaza Catalunya, las Ramblas ... ¡mira, la estatua de Colón!, nunca has subido y mira por dónde ahora estás a la altura de ese dedo señalando América... qué noche más bonita y qué bien se está aqui arriba, voy a ir a la Barceloneta a ver qué se cuece ...

Y entonces escuché ruidos. Era como un resuello sordo que se repetía cadenciosamente. Las olas del mar empezaron a moverse al compás de ese sonido repetitivo, los edificios empezaron a hincharse, como si respiraran, como si palpitaran, la luna parecía brillar más acompañando a esa sinfonía, uno-dos-uno-dos ... el volumen aumentaba, cada vez más molesto, “qué runrún más inoportuno, ¿qué coño es eso? ¿porqué todo se mueve?” me preguntaba, y el soniquete cada vez sonaba más alto, más claro, más reconocible ... parecía alguien respirando ... ¡no! ¡parecía alguien roncando! ¡alguien estaba roncando y yo, dormida, lo estaba oyendo! y recuerdo que pensé ¡no-no-no-nooooo, mierda, me va a despertar!.

Y en aquel momento, todo empezó a desaparecer. Yo me aferraba al sueño, no quería despertar, quería seguir volando, comprobar qué más podía hacer ... pero abrí los ojos y ahí estaba mi habitación, mi cama ... y mi acompañante roncándome como un cochino jabalín en la oreja. Era tal la cantidad de decibelios que estaba liberando por la boca que no sabía si cabrearme o llamar a Urgencias. Como soy más de rebotarme, opté por pegarle un codazo fuerza 3. Se dio la vuelta, y siguió roncando, el muy desaprensivo.

Fue una experiencia tan total que he estado investigando sobre el tema y resulta que el tema del sueño lúcido o sueño consciente es algo que puede entrenarse (http://www.elsentidodelavida.net/node/330) lo cual me parece un hallazgo sin parangón. Y teniendo en cuenta que la mayoría de la gente se despierta cuando se da cuenta de que está soñando, y yo supe seguir en el rollito hasta que a “le petit roncadeur” le dio por amenizarme la noche con unos minutos musicales, es obvio que tengo una capacidad innata que sólamente me falta desarrollar ... ¿o no?

Mi meta es conseguir llevarme a la cama a Ville Valo. O a Viggo Mortensen. O a ambos a la vez.

¿Any suggestion?

miércoles, 8 de septiembre de 2010

...vivir, comer, beber, amar....

Este fin de semana comí un arroz taaaaaan delicioso que necesitaba elevar mi agradecimiento al orden público. Es de bien nacidos ser agradecidos.
Gracias por generarme tal placer, disfruté tanto que hice (durante un instante, breve e intenso) un viaje al pasado. Recordé los arroces y los guisos maternos viniéndome a la cabeza, que estando todavía en el funeral de mi madre pensé que además del duelo y de soportar su ausencia, a partir de ese momento, tendría que hacer el gran esfuerzo de encerrar en mi cabeza en una especie de "envase al vacío", todos los aromas, sabores, texturas..., que mi cerebro ya no iba a poder procesar.
Así que gracias por sacarme de ese letargo, my darling!

lunes, 30 de agosto de 2010

Combustiones vacacionales

Que digo yo: ¿y porqué cojones no puede una haber nacido en una familia podrida de millones, de las que tienen bisabuelo fundador de empresa, abuelo que la hace crecer a nivel nacional, padre que la transforma en imperio internacional e hijo (en este caso hija. O sea, yo) que se dilapida concienzudamente la fortuna familiar a base de viajes, farras, liposucciones y balnearios hasta no dejar ni la raspa? ¿eh? ¿eh?

Joder, ¿tanto costaba?

Y no, tampoco pegué ningún braguetazo cuando tenía mis carnes en la cantidad y posición adecuadas.

Total, que se han acabado las vacaciones y aquí me hallo, de nuevo, en esta infausta mesa, de la cual ni recuerdo el color por la montaña de papeles que la adornan. Y me he dicho a migomisma, pues oye, a las penas puñalás, ponte a escribir en el blog (que ya tardas) y te cagas en algo/alguien, que eso siempre alivia. Y en estas me encontrais ...

Y claro, aquí viene lo bueno ... ¿por dónde empiezo? porque en tres semanas de vacaciones he acumulado tantas ...

- Apartamentos que en Internet te venden como que están a 10 minutos del mar, y que efectivamente lo están. Si conduces un reactor de combustión supersónica y cuadriplicas la velocidad de la luz. Me chupé 1300 Km para tirarme en la playa como la lagarta que soy, y si cuento las horas que estuve en la playa y las que me tiré “in itinere” os juro que no me salen las cuentas.

- En los apartamentos también ponía que eran de 4 personas ... eso quería decir que había 4 vasos, 4 platos, 4 cucharas ... en fin, 4 de todo. ¿Que sois 4 y quereis comer primer y segundo plato, y después postre? pues nada, entre el primero y el segundo, y entre el segundo y el postre, me fregais toda la cacharrería, total, ¿no estais de vacaciones? pues no teneis nada mejor que hacer, leñe.

- Lo más divertido era la tipa dueña de los bungalofses: una matrona alemana ENORME (de alta, de ancha y de profunda) a la que solamente veías entrar por la puerta lateral y medio agachada (no fuera que tuvieras que quejarte de algo) y que al llegar ni tan solo vino a recibirnos, sino que nos había dejado la llave puesta en la puerta con una nota que ponía, literalmente: "Bienvenida salamandra, mi niña tiene invitasion, nos vemos". Yo os juro que la nota me inquietó, no sabía si nos estaba invitando a algo o era un mensaje en clave. Hasta que una de las tardes vi que entraba por la puerta lateral una mini-matrona, igual de enorme dentro de su edad y en la misma postura "quenomeveanquenomevean", por lo que ya entendí que se trataba de su hija y que posiblemente la nota que nos dejó colgada quería decir que habían invitado a mini fräulein a una fiesta/merienda/matanza del cerdo/a saber, y que por eso no estaba allí. Lo más bueno fue cuando después de nosotros se fueron llenando el resto de los bungalofses y la nota se repetía en cada puerta. O mini-fräulein era la niña más popular del condado, o la tipa no tenía putas ganas de confraternizar.

- Lecturas recomendadas de los suplementos de verano: no seáis tan idiotas como yo, no hay que hacerles puto caso. Angelology es el libro más nauseabundo que una pueda llevarse en vacaciones, si lo que se pretende es leer (si lo que se pretende es hacer de cuña a la mesa coja, o llevarse un peso para planchar flores veraniegas, entonces vale). Ridículo y absurdo hasta decir basta. Y se ve que Will Smith ha comprado los derechos para perpetrar una peli con semejante bazofia, por lo que desde aquí me veo en la obligación de clamar al cielo y enviar un mensaje a este muchacho que se ve que no sabe en qué gastarse el dinero: Will, chato, será que no hay cosas mejores que llevar al cine, que te diré yo, un La montaña mágica de Thomas Mann, un Ulises, de James Joyce ... novelazas de vertiginoso ritmo en comparación con este bodrio. De verdad, Will, que si te sobra la pasta, yo tengo un par de ideas, tú escríbeme que te digo donde ingresarla ...

- Ya que me pongo a hablar de basura veraniega, tampoco vayáis a ver las pelis recomendadas por los medios en verano. CRASO ERROR. Yo caí, (¡Ay mísera de mí, ay infelice!), y me tragué la crítica de un programa de radio local, obviando el hecho de que los únicos que quedan en verano son los becarios, las moscas zurrasperas y las pelusas. Y me fui a ver Airbender. El último guerrero, con dos cojones y un palito. La niña de la radio tuvo el cuajo de decir que le había en-can-taaaa-do, la ponía por los cuernos de la luna por, atención: su ritmo trepidante, su inmejorable interpretación y su más que aguda dirección actoral (Shyamalan es lo que tiene, que se sacó de la manga el Sexto Sentido y a partir de ahí parece que esté a la derecha del Padre). A mi no me gusta especialmente, es más, hay películas suyas que en mi opinión, aburren a los corderos, pero esta vez no se trataba de un guión suyo sino de la adaptación cinematográfica de una serie de animación con mucho éxito en EEUU, y por eso pensé que para pasar un rato con aire acondicionado y palomitas, igual no estaba mal ... y, a ver, el rato lo eché, y riendo mucho. Pero mucho. Pero es que era reírte o liarte a darle patadas a la pantalla para ver si la mierda'l niño calvo cambiaba de cara en algún momento (pero qué rabia da ese niño, por el amor de D.) ... por no hablar de la pareja de hermanos que se supone que han de ayudarle (pero que se pasan la peli de pulules, también os lo digo). Esos ya lo que dan son ganas de colgarles por los pulgares con un peso en los tobillos. En resumen, que es malísima. Y no es que lo diga yo sola ¿eh?, que es la opinión de los expertos: http://www.20minutos.es/noticia/754008/0/critica/vapulea/airbender/

Podría también hablar de por qué extraño efecto óptico parece que los helados Frigo son cada vez más pequeños (Sres. Frigo, ¿han hecho Vdes. algún estudio al respecto?), o por qué misteriosa confabulación en las ondas es prácticamente imposible escuchar la radio en el coche sin tener que soportar a la inefable Shakira dándole al waka-waka (esto es carne de conspiranoia, ¡Ikeeeeer!), o porqué tengo una tendencia irredenta a sentarme en la zona del camarero petardo con el que acabo casi a hostias y no en la del que chana ...

Pero no será ahora, porque son casi las 15.00 de la tarde, y como decía una antigua compañera de trabajo a la que quise mucho: “si no somos puntuales para entrar, seámoslo al menos para salir”.

Feliz reentrée

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails