viernes, 4 de septiembre de 2015

LUZ

El espejo, desde hace poco y por primera vez en mucho tiempo, me devuelve a una vieja amiga. 

Está distinta. Pero es ella.

He llegado a pensar en muchas ocasiones que no lo conseguiría, que la había perdido en este incendio. Me ha costado reencontrarla. Reencontrarme. Volver a la esencia, reconocer  y  -sobretodo-  aceptar.  Recuperar e integrar  lo que queda de mi, en ésta, mi mudanza de piel.  Asumir  aquello en lo que me he convertido. Respirar, levantarme, echar a andar.  Sin saber  a dónde me llevará el camino ... y sin mirar atrás.

No es fácil y en ocasiones todavía sufro calambrazos de ascopena y rabiallanto. A las féminas los torrentes hormonales nos juegan malas pasadas  a veces, e inesperadamente me sorprenden  viejas  sensaciones  que creía ya superadas. Aunque pienso,  no obstante y sin querer lanzar campanas al vuelo ...  que ya ha pasado  lo peor.

El resumen de lo que ha sido esta época de mi vida, podría encajarlo en una única palabra:  hambre.   Qué es el hambre sino un vacío, y la necesidad desesperada  que nos mueve a llenarlo de cualquier forma. He intentado saciarme  de muchas maneras. He buscado en botellas, en drogas, en camas ajenas y en lágrimas propias un consuelo que solamente he encontrado de manera puntual y ficticia. En su día busqué y leí mucho, intentando averiguar si existía una fecha mágica en la que todo el dolor y la rabia, de repente, caducara como por arte de encantamiento. Y en todos los lugares en los que indagué –y creedme, fueron muchos-  hablaban de los “dos años de duelo”, como si la cuestión fuera solamente dejar el tiempo correr como si fuera una cuenta atrás. ¡Pues qué fácil!. Intenta distraerte, sal con amigos, aprovecha para hacer todo aquello que un día quisiste hacer ... Sobrevive como puedas,  porque el tiempo todo lo cura, y cuando menos  te lo esperes, un buen día, un arcoiris entrará por tu ventana llenando tu vida de luz y llevándose las penas con él. “Dos años y un día, ¡¡campana y se acabó!!”- cantará un unicornio rosa con timbre de soprano. ¡¡Y ya!! Henchida de emoción llegaste al día en el que superaste tu condena, ¿no es maravilloso? . Saltos, volteretas y cabriolas ...  ya puedes quitarle  el precinto a tu felicidad.

Pues bien. Desde aquí alzo mi voz  para decirle enérgicamente a cualquiera que caiga por estos lares, a través de búsquedas  tipo “superar una separación” o “superar un divorcio” que ... no lean más basura. Si algo he aprendido de mi viaje, es que NADA NI NADIE puede llenar tus vacíos más que tú mismo. Ni siquiera el tiempo, ni el amor de tu gente por mucho que lo agradezcas  (que lo haces)... puesto que eres tú el que vive en tus zapatos, y sólo tú sabes por qué lugares has transitado, y lo peor es que en muchas ocasiones, ni tan sólo eres consciente de qué cantidad de polvo del recorrido arrastras contigo. Y darse cuenta de eso,  te arroja ante una realidad que da mucho, mucho vértigo. Y es que, en tu universo interior lleno de mierda ... estás solo. 

Shit happens. 

Nadie ni nada va a aparecer como por arte de magia a limpiar tu bazofia interna ni a ordenarte el caos. Hay que trabajárselo, amigos. La vida te lanza lecciones como dagas y en tu mano está amargarte por tu mala suerte y enquistarte en esa autolástima ... o aprender algo de ellas y usarlo para cambiar cosas.  Pastilla roja o pastilla azul ... ¿cuál prefieres, Neo?.

Si estáis en esta situación, voy a deciros algo que a mi me habría ayudado escuchar:  tu vida es tu responsabilidad. Tú también has hecho algo mal. Las situaciones desfavorables o el trato inadecuado hacia tu persona por parte de otros solamente sucede si TÚ LO PERMITES. La has cagado. LA HAS CAGADO y no pasa nada, somos humanos. Intenta ver qué ha sido (a veces hace falta un terapeuta, te lo recomiendo), cabréate, llóralo ... y déjalo ir.

Suelta lastre.

Cuesta. Cuesta mucho.  No hay que tapar, no hay que negar, no hay que autoengañarse, no hay que distraerse ... hay que LLORAR. ENFADARSE. VIVIR EL DOLOR, RECONOCER LA SENSACIÓN, DEJAR QUE SUCEDA, PERMITIR QUE AFLORE ... y dejarlo ir.

Es demasiado fácil dejarse mecer en la noria de la autocompasión. Pero también es lo que más duele.

Bajaros de ahí.




Dos espejos frente a frente crearán
cien mil caras que observar,
Puede que alguno de ellos sea el real
lo tendré que investigar.

Que empiece el viaje ya ...





35 comentarios:

  1. Como dijeron en su día mis amados Kreator: "Out of the dark... into the light". Me alegro mucho de que hayas llegado a ese punto de inflexión, Salamandra. Ahora... te queda toda una vida de ventaja. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapo ... Qué alguien me cite a Kreator me enternece :-)... Hace poco colgué en mi muro de Facebook un cartel que rezaba "siempre hay tiempo". Y se me echaron muchos encima diciendo que no estaban de acuerdo, que "tempus fugit" y que el tiempo pasa y no regresa. Y qué quieres que te diga... Yo pienso que por rápido que pase, el que te queda por delante es insondable. Y sin estrenar!! Y ése... de ese siempre queda, y nadie sabe cuánto. Nunca es tarde :-)

      Eliminar
  2. No sabes como me alegro de leer estas palabras, hasta me ha gustado la cancion! Y ya sabes que en mi caso decir eso...Ahora toca escribir otro post pendiente, uno sobre una misa que....Un beso enorme y ya sabe usted que para lo que sea, este pollo sin cabeza esta a su entera disposicion!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias corazón :-) el de la musa me veo incapaz de reproducirlo... Pero lo intento...
      Besogordo

      Eliminar
    2. Musa??? Yo he dicho misa!!! El corrector es Belcebú friendly, claramente.

      Eliminar
    3. Pues ya crearemos un momento inglorius para el espacimiento de tu pluma y diversion de propios y extraños!!! Biba el autocorrector!!!! Muaaacks!!!

      Eliminar
  3. Felicidadesssssss con retraso cocodrilaaaaaa!!
    No sabes lo que me alegro verte chisposilla y escribiente otra vez, que estas perracas de compañeras que tienes (si existen) se estan monopolizando el blog solo para ellas solicas.
    Me encanta la gente que cuando cae se levanta; el que nunca cae es un coñazo!!
    En fin pues eso que por más que llueva siempre escampa.
    Abrazos y cuando quieras una cenica frugal con apuestos maduros mañilandios ya sabes donde estamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eyyy gracias maño. 44 me han caído como 44 soles, que se dice pronto...
      Yo dije que volvería... Y volveré. A Jenna Jameson pongo por testigo :-)
      Un besote

      Eliminar
    2. Y por cierto. .. YA sabes que existen :-)

      Eliminar
  4. Mis padres se divorciaron hace muchos años. El duelo duró 10 porque a mi madre no le daba la gana superarlo y con eso nos arrastraba a todos.
    Tienes mucha razón en todo lo que dices. Curiosamente, hoy he posteado en mi blog algo sobre los traumas. Crees que los has superado y de repente aparecen de nuevo. La vida es un árduo trajabajo.
    Un abrazo y enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conozco personas a las que el duelo les ha durado muuuuucho más. Y eso... No es vida.
      Me daré una vuelta por tu bloc!!
      Besico

      Eliminar
  5. Gracias, Salamandra. Lo mío fue un suplicio y lo sigue siendo por un padre cabrón. Uno no elige quien lo pare.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero uno elige como prefiere reaccionar ante su realidad :-)
      He leído tu post y me ha gustado mucho ... unos padres pueden hacer mucho daño, desde luego. Pero todos somos humanos. Ellos también ;-)

      Eliminar
  6. Disculpa que interfiera otra vez, pero es que he releído tu post.
    Tienes razón en varias cosas, pero me acojo a la última: "la has cagado, la has cagado. "
    Efectivamente, Salamandra. Pero como tú dices:no pasa nada. La vida sigue. Gran verdad.
    Pero qué pena que haya tanto capullo haciendo cada donde no debe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi caso, he decidido tomarme estas cosas como "lecciones de vida". Y ayuda :-)

      Eliminar
  7. Querida, sabes bien que me alegra verte avanzar, hacia donde sea, pero que no te quedes anclada en la tristeza y las miserias. Me gusta tu entrada, mucho.
    Yo soy del parecer que ser gregario es lo peor, que vivir experiencias según lo que ya han vivido los demás es absurdo. No importa el tiempo que pase, siempre se hace largo, siempre parece que de esa no sales, o no sales igual.
    Pues eso es vivir.
    Autocompadecerse, caca.
    Llenarse la cabeza con estupideces de internet o de tantas personas que quieren intervenir, caca.
    Las estadísticas de sabidillos, caca al cuadrado.
    Me ha gustado tu entrada, mucho.
    Me encanta ver que has inspeccionado para adentro. Hip, hip, hurraaaa.
    Besos mil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era necesario :-)
      Yo te agradezco algún que otro revolcón verbal que me has pegado. De eso se trata no? ... querer a tus amigos, recogerlos del suelo, escucharlos, aguantarles las penas y de vez en cuando ponerles las cositas claras, cuando se están revolcando demasiado en el fango de la autocompasión.
      Gracias por estar siempre ahí :-)
      LOVE U

      Eliminar
  8. Por cierto, citando al gran Benedetti:


    De vez en cuando hay que hacer
    una pausa

    contemplarse a sí mismo
    sin la fruición cotidiana

    examinar el pasado
    rubro por rubro
    etapa por etapa
    baldosa por baldosa

    y no llorarse las mentiras
    sino cantarse las verdades.

    ResponderEliminar
  9. Totalmente de acuerdo cuando apuntas que el doctor Ambrosio no debería haberse inclinado por recetar el Accimaxtol en cápsulas, la reacción inversa era previsible.

    Mierda. Perdona. Este comentario no iba aquí. Equivocarse es hasta más fácil que no hacerlo. A ver si no se va a poder.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja Pérez, esa cabessita loca tuya me divierte taaaanto!!!

      Equivocarse no es que no se puede. Es que se debe. No hay mejor lección que una hostia a tiempo.

      BESOGORDO

      Eliminar
  10. Yo sabía que eras sabia.
    Como manejos los acentos eh...

    Jajajja

    Besos y ahora que ya sabes, ahora qué?

    ResponderEliminar
  11. Ahora a vivir Torete ... hasta la próxima hostia que la vida me de :-) nunca sabe una lo suficiente, cagontó.

    Petons rodons

    ResponderEliminar
  12. Espero que la vida te morree bien ya.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. No dejéis morir este blogs. Es c*j*n*d*!!!!!
    Más madera!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja gracias :-)... Volveremos, Vive Dios

      Eliminar
    2. Jajaja gracias :-)... Volveremos, Vive Dios

      Eliminar
  14. Salamandritaaaaaaaaaa, Feliz Año 2016 nos dé Dios o lo que sea. Que tengas mucha salud, polvorones de los que tú ya sabes todo el año, dinerito, amistad, amor , paz y mucha felicidad, y si es perfumada de Chanel pues mejor que mejor.
    Anda, postea ya!!!!!!!!!!!! Que fue venir yo e irte tú y no puede ser!!!
    Besotes, loquilla :)

    ResponderEliminar
  15. Vaya panda de holgazanas. Seguro que están de bebercio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso no nos lo dices delante de una birra, cobardemente :-)

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails