lunes, 28 de marzo de 2011

Si es que no aprendo......


De los 40 años que tengo, al menos llevo 25 pintando pisos, casas, azoteas y locales, propios y ajenos. Y no aprendo las lecciones que me da la vida.

Hace más o menos un año cayó una nevada importante en el pueblo de la estepa lleidetana donde habito. Mi casa es grande, vieja, de suelos que desafían el equilibrio y techos altos con vigas de madera. En la azotea se acumuló medio metro de nieve que tardó al menos 5 días en fundirse por completo. Aquello generó una gotera en mi cocina, que hace 4 días decidí pintar. ¡¡¡¡Maaaaaaalll!!!. ¡¡¡Nooooo!!!. La experiencia no me sirve de nada, qué imbécil soy a veces. Ya ha pasado un año y me creo tan lista que decido empezar a pegarle brochazos al techo para tapar las manchas de humedad. ¡¡¡¡Que nooooo!!!. Joder, cuando llevo 4 manos dadas y aquellas manchas vuelven a salir como las putas caras de Bélmez, empiezo a desesperarme y a ponerme de muy mala leche. Vale, calma Sinco, calma. Dale tiempo, espera a mañana a ver qué tal queda.

¡¡¡¡Grrrrrrrrrrrrr!!!. Al día siguiente me levanto y aún medio sobada voy hasta la cocina….¡¡¡noooooooooooo!!!!. Otra vez, ahí están las manchas.

Bueno, bueno…..calma. Le daré aquél potingue tipo látex, para tapar los poros, a ver qué pasa. Después de intentarlo otra vez, cometo el peor error posible cuando vas armado con una brocha y un cubito con un culo de pintura: PEGARLE UN BROCHAZO A CUALQUIER PARED PARA APROVECHAR ESA PINTURILLA QUE TE SOBRA. ¡¡¡NOOOOOOOOOOOOO!!!!!.

Mira que lo pensé…no lo hagas, la vas a cagar…pero ni caso me hice. Cuando ya había estampado la brocha en la pared de la terraza, un escalofrío recorrió mi cuerpo. Es evidente, le pegas un brochazo a una pared que parece “blanca” y NUNCA ES BLANCA. Ahora se nota tantísimo ese brochazo que no me queda más remedio que pintar toda la terraza. Lo sabía, pero no aprendo.

Total, que hoy hace tan buen día que decido quitarme ropa para no mancharla y de paso que me dé el solete en las carnes, paliduchas por el invierno. Me quito la camiseta y toda decidida salgo a la terraza en sujetador, lanzadísima….¡¡¡joder, el vecino, pero si nunca estáaaaaa!!!!. Los mofletes en ignición, me parece que van a estallar:

-Bon dia.

-Bon dia, hace sol eh?

-Sí, sí…….ya veo que lo aprovechas…

¡Glups!...tierra trágame. Corriendo me meto en casa y me armo con una camiseta de tirantes, algo más discretita. Maldita sea, pero si este hombre nunca está en casa, trabaja de sol a sol para poder pagarse el Audi, el apartamento en la playa, los quilos de laca que lleva en el tupé y las comuniones y repelencias de sus niñas.….es un pobre hombre que sólo sabe trabajar y trabajar y los sábados los dedica a cuidar su jardincito, como el de Pin y Pon, todo arregladito siempre, como si fuera el becario de Manostijeras, tan mono todo. Tampoco es que sea enorme, pero el Flanders se ha comprado herramientas, máquinas y accesorios como si tuviera ahí los jardines de Versalles y más césped que en al Camp nou. En fin….pobrecillo Flanders, qué vida más insulsa.

Continúo a lo mío y me pongo música para ver si me despejo la mala uva y me animo cantando; entonces es cuando Flanders decide ponerse a cortar con la radial una reja que me rio yo de Alcatraz, para colocarla en sus parterres. Yo ya sé porqué la pone: mis gatas, cabronas y altivas ellas, se dedican a bajar a su jardincillo y, además de vacilarle a su perro, se mean y cagan en sus flores. Él también lo sabe, pero nunca hemos comentado el tema, su chucho es un broncas pesado y sabe que saldría perdiendo en un face to face.

No me deja escuchar música, no puedo ponerme en semibolas a mi aire, cuando me habla lo hace como si fuera tonta, sólo porque su mujer lo es y él se cree que todas lo somos y que el mundo gira alrededor de su rabo. Suerte tengo de que no está nunca, si no…….No puedo con él…..calma, Sinco….a lo tuyo.

Otra cosa que jamás se debe hacer es armarse con una espátula para rasca un pequeñito desconchón en la pared…¡¡¡¡NOOOO!!!!. Cuando me he dado cuenta tenía toda la terraza con unas grietas cuales fallas tectónicas y aquello ya no tenía vuelta atrás.

¿Por qué tuve que arrearle aquél brochazo? ¿POR QUÉEEEEE?.

No contenta con tamaña afrenta rasco una de las baldosas del suelo, llena de musgo, en una parte de la terraza donde nunca da el sol. Y claro, no es un poquito de verdín, es MUSGO con mayúsculas, musgo como para poder hacer el puto pesebre de la plaça Sant Jaume en navidades. Mi cabeza, mi alma y mi corazón me decían ¡¡¡NO RASQUEEEES!!, pero claro, me va la marcha, ya lo estáis viendo. La diferencia entre esa baldosa y el resto os la podéis imaginar. No pienso rascarlas todas, colocaré un cactus pocho y arreando, esto no se puede aguantar más. Yo sólo quería aprovechar el culín de un bote de pintura y tengo curro para dos semanas….qué insensata soy.

Y lo peor de todo es que, en un arrebato de furia, le he metido tal leche a mi enanito Sid que lo he partido en dos. Algún cabronazo se lo pidió a los reyes magos de hace tres años para mí, cuando lo vi no sabía si reírme o hacérselo tragar, pero la verdad es que le había cogido cariño…….bueno, sigo a lo mío. Sid is dead.

13 comentarios:

  1. jajajaja, yo tampoco le hago caso a mi voz interna, que obviamente es más sabia que yo...

    ResponderEliminar
  2. Las humedades son muy puñeteras, yo también tengo en el piso de abajo. Pero lo siento, me he reído mucho leyéndolo. ¡Noooooo!

    ResponderEliminar
  3. Aishhhhhh si es que te veo compañera!!!
    Tienes la mano muy largaaaaaaaaa que trabaja casi más rápido que el serebror!
    Si es que lo tuyo con los culines de pintura es vicio. El otro día me querías hacer pintar un zapatazo de vuestras niñas en mi casa... Suerte que YO SÍ APRENDO!

    ResponderEliminar
  4. ¡Has matado a Sid! ¿¿¿Qué culpa tenía el pobre de tu mala cabessa???

    Grupo de feisbuc: señoras en sujetador que aprovechan culitos de pintura pa'pintar desconchones

    ResponderEliminar
  5. Ni la mano quieta, ni la boca cerrada. Comprate el conejo mágico YAAAAAAAAAAA. Tú y el resto del mundo lo agradeceremos

    ResponderEliminar
  6. Fiona: así nos va, ¿no, compañera?.

    DDmx: qué bonito es descojonarse de las desgracias ajenas, so....en tema de humedades, seguro que no me ganas (ejem).

    Kitty: suerte que alguna de nosotras va echando conciencia, que si no...

    Lagarta: móntalo, yo pongo la foto, en sujetador, con la cabeza de Sid en una mano y la brocha gorda en la otra.

    Filomena: el conejo me lo compro con el primer sueldo que pille...así q si quieres q tenga la "boquita de piñón" cerrada ya sabes qué te toca...¡búscame curro!.

    ResponderEliminar
  7. ¡Pero mujer! ¿Cómo se te ocurre vivir en el campo con lo peligrosísimo que es? ¿Donde vive más gente? ¿En el campo o en la ciudad? Si fuera mejor vivir en el campo, estaría abarrotado y, sin embargo cada día hay menos gente. Hay que fijarse en las pistas que nos manda el Señor.

    ResponderEliminar
  8. Enricperezblog: me alegra que pienses así porque si no los pueblos estarían infestados de camacus cameslluentes y pixapins a mansalva, con que dé yo el cante ya es suficiente.

    En cuanto a lo de que vive más gente en las ciudades que en loes pueblos, te respondo con una de Einstein:

    Hay dos cosas infinitas: el Universo y la estupidez humana. Y del Universo no estoy seguro.

    Pero con cariño, ¿eh?, sin acritud.

    ResponderEliminar
  9. ¡Joooder Sinco! Solo te diré 2 cositas:

    1) el próximo día sal en top less
    2) tate brico-quieta!

    ;)

    ResponderEliminar
  10. También vivo más o menos en la estepa lleidatana, i muchas veces me he preguntado como se describe. "Estepa" no está mal. Hace poco, pasando de Cataluña a Aragón para Fraga, me di cuenta que aquéllo es el paisaje de los western. Dicho de otro modo, aquí todo puede pasar y todo es posible. Lástima que Buñuel no hubiera filmado algo por aquí.

    ResponderEliminar
  11. Charlotte: lo peor es que he vuelto a cagarla, esta vez en el garaje,me sobraba un culín de la terraza y....

    Lluís Bosch en la estepa llidetana, todo pasa y todo es. A veces da escalofríos (y no sólo por la rasca que mete y la "boira").

    ResponderEliminar
  12. La parte buena de todo esto es:

    Gracias a B la Leona, ahora B la Fontaine ya tienes una solución para los problemas de humedades: para el año que viene, coloca un hule en el tejado.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails