miércoles, 23 de febrero de 2011

COSAS QUE ME DISGUSTAN




  • Me disgustan los supuestos “amigos” que te llaman cuando quieren pegar el rollo a alguien, y a los que les importa exactamente tres pares de cojones cómo estés, si tienes tiempo para escuchar su absurda matraca y que encima llaman cuando saben perfectamente que estás trabajando. Los que te tienen media hora al teléfono calentándote la oreja con sus gilipolleces aunque les digas que no es buen momento, y que nunca, nunca jamás, preguntan cómo va tu vida porque ¿he dicho ya que les importas tres pares de cojones?. Y no, no sirve de nada no responder a sus llamadas. Ellos insisten e insisten e insisten hasta que acabas pensando que igual les ha pasado algo grave y descuelgas. Si es que no aprendo.

  • Me disgusta la continua sensación de perder la vida con la que convivo últimamente. Ese discurrir de los días sin orden ni concierto, sin cambios y sin finalidad. La vacuidad de unos días que pasan y que ya no volverán.

  • Me disgustan los “consejitos” de la gente que te ve triste y que como creen tener el don de la verdad absoluta decretan, con infinita condescendencia, iluminarte con ella. Erguidos en su pedestal, abren la boca y dejan caer un torrente de palabras que ni te ayudan ni te importan pero que ellos sueltan y rematan con un “Créeme. Ya verás como tengo razón”. ¿Sabes tú qué coño me pasa? ¿te he preguntado? ¿me importa tu opinión?. Tres veces no.

  • Me disgusta mi inseguridad. Mi impaciencia. Mi falta de criterio.

  • Me disgusta que una persona a la que aprecio me invite a la presentación de un libro que ha escrito, que me lo firme con toda la ilusión del mundo, y que al leerlo ... me parezca una soberana chorrada. Tres días llevo evitando que me pregunte.
  • Me disgusta la perpetua sensación de estar perdiendo unos años preciosos.

  • Me disgustan las personas que roban tu tiempo sin ningún miramiento. Los típicos prepotentes metomentodo que piensan que el único tiempo que importa es el suyo, no el de los demás, y que cuando les sale de los güitos deciden, unilateralmente y sin consultar, que la próxima media hora (o hora y media) la van a dedicar a aquello que teneis entre manos. Irrumpen en tu mesa como un elefante en una cacharrería, te quitan los papeles con los que estés trabajando para poner los suyos sin ningún respeto, se escarchofan en una silla a tu vera y literalmente te secuestran durante el rato que a ellos les convenga, minutos, horas, qué más da. Ellos te dedican su valiosísimo tiempo con magnanimidad infinita, y tú a callar. Aunque estés en medio del gran pollo campero en pepitoria y lo suyo no corra ninguna prisa.

  • Me disgusta mi falta de asertividad para torear estas situaciones.

  • Me disgusta querer a mi familia a lo lejos. Cuanto más lejos, más les quiero. Este amor familiar que les profeso, disminuye en la misma proporción que mengua la distancia que nos separa. Les quiero pero no les soporto. Triste pero cierto.

  • Me disgusta que personas que me han hecho daño en el pasado continúen teniendo un espacio en mis adentros aunque yo no quiera. Que estén allí, aletargadas, aparentemente dormidas encima de un lecho de ponzoña, una cómoda cama que les tengo preparada y reservada desde hace años, y que no consigo eliminar si no es creyendo, absurdamente, que no está. Y me disgusta que cualquier inocente pequeñez sea un aguijonazo que las haga revivir en mi conciencia. Y que duela. Que duela cada vez.

  • Me disgustan los días como hoy, en los que el grisoscurocasinegro impera y soy una bruja cuarentona y amargada sin ningún sentido del humor.



PD. Creo que la psicoanalista va a tener tela conmigo. La pobre.

17 comentarios:

  1. Pero chiquilla....suelta lastre tu también, que la vida son dos días y ya ha pasado uno(¿es éste el consejo-tipo que te irrita?).
    Lo de la familia a mi solo me pasa con mi mare y no se porqué, y me jode.

    ResponderEliminar
  2. Uffff, a mi me joden también un montón los "amigos" que te cuentan su vida y nunca se dignan a preguntar ¿y tú qué tal?...y los que piensan que su tiempo vale más que el tuyo, perdona???...pero mira, ya has descargado, con lo bien que sienta...xD

    1besico y arriba!

    ResponderEliminar
  3. Leñe!!!!
    Mi niña, me disgusta enormemente que estés taaaan disgustada.

    De todos modos, comparto ampliamente la mayoría de motivos que generan tus disgustos. Añadiría alguno, pero mi lista es very, very larga.

    Ni consejos ni pollas. Solo mimos, abrazos y besos. Ok?

    ResponderEliminar
  4. Ah, los amigos escritores y sus presentaciones y sus regalarte el libro firmado y su leértelo y preguntarte pero por Dios, qué mierda es esta. Conozco la experiencia y la entiendo a usted, al menos en lo tocante a esto. Claro que yo soy menos honesto -mucho menos- y después le digo al interfecto que me ha gustado / barra / encantado. Y me quedo tan pancho. Usted no tendrá asertividad, pero yo soy una ruin rata mentirosa.

    En lo tocante a lo demás, pues nada; eche usted el resto, que para eso están los blogs, qué coño. Yo también lo hago y viene muy bien de vez en cuando. Le recomiendo (ya empezamos) también que recurra a la violencia: mano de santo, oiga. Aunque esté mal vista en estos tiempos que corren, le digo yo que en según qué situaciones, merece la pena. Y lo demás, mire: pura retórica. Usted líese a hostias, y mañana será otro día.

    (me maravillo con mi surtida paleta de consejos, mejoro cada día que pasa...)

    ResponderEliminar
  5. No te psicoanalices o tendrás otro motivo de disgusto, que son lo peor.

    un beso, rebonica. Força!

    ResponderEliminar
  6. Si es que con las tecnologías, llegaron cosas buenas, pero también cosas malas, y eso de estar localizables para todo el mundo siempre como que no es muy factible. Pero a tomar por culo, al igual que hay una tecla para aceptar la llamada, hay una tecla para colgar, si estás ocupada, estás ocupada y listo, y si a esa persona le sienta mal, y se pica, muy amiga/o no será, con lo que eso que ganas.
    Lo de la famili... qué te voy a decir yo.. ahora jamás discuto con ellos, porque como están en vitoria y yo en valencia.. y como no hablamos, nos llevamos mejor que nunca.. juasjuasjuas...

    Pasa de todo eso que realmente no tiene importancia, y disfruta y preocupate de lo que sí la tiene, y ahora solo tienes que pensar en el conciertazo que vas a ver esta semana con el resto de perracas!!!
    Y para pasar de todo, nada mejor que esta canción de un paisano vuestro, mío, otro extremeño y otro maño....

    http://www.youtube.com/watch?v=8CTiFP8lx9k

    enjoy it!!!

    Muxuuuuuuuuuuuuuuus lagartona!!! ;)

    ResponderEliminar
  7. Me (dis)gusta como has sido capaz de retratarnos a todos.

    Besos guapa!

    ResponderEliminar
  8. Pues no te autocompadezcas! somos lo que pensamos...

    Afrik

    ResponderEliminar
  9. Mi consejo: no esperar nada de nadie.

    ResponderEliminar
  10. Pseudo: en ello estoy reina. Y no es que me molesten los consejos, lo que me molesta es la gente que se cree con derecho a decirte cómo tienes que vivir tu vida sin tener ni puta idea de nada. He dicho ;-).
    Un beso

    Fiona: Lo bien que va el blog para estas cosas, fíjate. Ya tengo una contractura menos ... besito

    Kitty: Achuchones siempre, siempre, siempre. Muá

    FlyLord: jajaja putas ratas mentirosas lo somos todos en algún momento, querido. Y mal iríamos si no existieran esas pequeñas mentiras piadosas ...
    Y lo de sacar la mano a pasear, sí, sí y sí. Hay gente a la que le cruzaría la cara con cinco dedos y porque no tengo más. Remuá.

    Gordi: Mujer, espero que la cosa sea para bien ... prefiero saber cosas aunque sean dolorosas, que hacer ver que no están ahí. Porque lo que sea que está, está. Y siempre acaba saliendo ... un beso y gracias guapetona.

    ODOLITO: Sí, colgar es lo que tendría que haber hecho. Pero una tiene esa "educancia" malentendida que no se lo permite ...
    PD. PERFECTA CANCIÓN!!!! tomando el sol, qué más podría hacer yo en esta mierda de rincón ... jajaja

    TAKE: ;-) Otro para tí, cariño.

    AfriK: ¿de verdad crees que es autocompasión? ¡no lo pretendía!. Más bien era buscar un punto de fuga a la ebullición que me corría todo el cuerpo. Y un poco de autocrítica ... un beso.

    DDmx: bufff eso es difícil, compi. Me resisto ... un besote

    ResponderEliminar
  11. Un último briconsejo:
    "Hagas lo que hagas, 'Ponte' bragas".

    En palabras del poeta Balmes:

    Reaccionar y actuar al fin,
    reaccionar y saber decir
    "qué asco dan",
    "qué asco dan".

    PD:¿deduzco que te ha llamado mi ex?

    ResponderEliminar
  12. Sinco: ¡¡¡BINGO!!! y encima tuvo los arrestos de decirme que estaba llamando a mogollón de genteee, que taaaal, que si por cierto, no tendría yo el teléfono de la loca de P. o de su hermana ... pero bueno, este tío de qué va. "Que tenía ganas de hablar con gente inestable". Tanto egoísmo me supera.

    Que asco, efectivamente.

    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Hay que joderse, qué loca esta la gente, oyessssssssssss.

    ResponderEliminar
  14. juasjuasjuas.... En esta ronda de llamadas me he librado. Tiene mi teléfono antiguo!!!!!!

    La última vez que hablé con él fue en una ronda de éstas que hace para, según él, hablar con gente de antes. Para, según yo, taladrar y taladrar y jamás preguntar ni interesarse por nada ni por nadie. Ah! y le dije que tenía que irme y volvió a llamar al cabo de una hora para continuar el monólogo. Óbviamente no cogí esa llamada.

    ResponderEliminar
  15. Salamandra, quién va a tener curro contigo no es el psicoanalista sino tú misma. Así que ya puedes ir empezando,... con 'paciència, que és la mare de la ciència'.

    ResponderEliminar
  16. Todo eso me da por el mismo culo también. Sobre todo el primer punto, el tercer y el penúltimo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Javi: si es que creo que estas cosas están en el manual del porculerismo mundial ... Gracias por comentar.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails